Primeros pasos para ser vegetariano

El vegetarianismo se define como la alimentación exclusiva de frutas, vegetales, legumbres y granos, y absolutamente nada de carnes. No consumirlas es un paso importante para nuestra salud, y si bien se sabe que este alimento es una de las principales fuentes de proteínas y algunos minerales, lo cierto es que se pueden reemplazar perfectamente por granos y legumbres de lo más variados, aparte de sabrosas.

"Si has comido carne toda tu vida y quieres comenzar a ser vegetariano, lo mejor es ir paso a paso. No cambies bruscamente tu régimen alimenticio."

Te puede interesar: Lo bueno y lo malo de ser vegetariano

Para comenzar a ser vegetariano debes proponértelo, sin caer en las trampas fáciles de las hamburguesas y comidas cárnicas rápidas, tan abundantes en nuestras ciudades y a toda hora. No se trata de encerrarte en casa a comer hojas de lechuga, sino de disfrutar menús variados y llenos de vitalidad, dejando de lado las carnes rojas y blancas.

¿Vas con tus amigos a comer unas hamburguesas?. Pues pide la tuya sin carne ni jamón, y podrás compartir la reunión sin restricciones.

Tipos de vegetarianismo

  • Si has comido carne toda tu vida y quieres comenzar a ser vegetariano, lo mejor es ir paso a paso. No cambies bruscamente tu régimen alimenticio, pues tu cuerpo necesita un cierto tiempo de adaptación a estas nuevas fuentes de nutrientes.
  • Lo que se recomienda es comenzar, durante unos meses, con un menú vegetariano simple. Esto significa eliminar las carnes de tus comidas. Comienza por las rojas, luego las blancas y los mariscos, y finalmente por los procesados como fiambres.
  • Ve haciendo un cambio por semana, de modo que tu cuerpo no sienta las carencias y que puedas ir probando las alternativas de consumo que te den vitalidad y salud.
  • Ya con un cuerpo acostumbrado al consumo libre de carnes, podrás adaptar tu alimentación de acuerdo a las corrientes filosóficas del vegetarianismo. Además de las carnes, elimina de tu menú los huevos (ovo vegetariano), y también los lácteos como derivados animales (lácteo vegetariano y ovo lácteo vegetariano).
  • Hay quienes optan por dejar de lado también la miel (api vegetariano), y quienes prefieren eliminar de sus cocinas absolutamente todo derivado o producto de origen animal, como mariscos, leche, quesos, mantequilla, grasas, miel, huevos, además de otros no alimenticios como la lana, el cuero, la seda, cosméticos probados en animales y demás (vegetariano vegano).

Beneficios de ser vegetariano

Hay quienes comienzan por un cierto problema médico que les recomienda evitar el consumo de carnes, mientras que otros lo hacen por filosofía y respeto a los demás animales.

Sea cual fuere tu motivo para ser vegetariano, debes recordar a todo momento que estás tomando un paso importante hacia la salud y el bienestar, pues hay muchísimos beneficios asociados a este estilo de vida:

  • La alimentación vegetariana es completa en hidratos de carbono, albúminas, grasas, sales minerales y vitaminas, además de agua, cuando se consume un menú bien planificado y completo con legumbres, granos, vegetales y frutas variadas, y no simplemente aquellas acostumbradas en las ensaladas.
  • Al seguir esta dieta se evita la putrefacción de alimentos en el intestino, pues éstos se digieren y expulsan con mayor fluidez y velocidad. También los sistemas digestivo e intestinal se ven enormemente beneficiados, al recibir aportes que mejoran su accionar y que evitan los procesos pesados e interrumpidos.
  • La sangre y sus procesos se benefician con el menor aporte de grasas saturadas. La ingesta de vegetales ayuda a eliminar el colesterol, y la mayor hidratación favorece un más eficiente funcionamiento en los sistemas hepático y renal, eliminando mejor las toxinas acumuladas y permitiendo una baja en el peso corporal, colaborando en articulaciones más fuertes y mejor lubricadas.

"Al seguir una dieta vegetariana se evita la putrefacción de alimentos en el intestino, pues éstos se digieren y expulsan con mayor fluidez y velocidad."