Cómo se produce la conjuntivitis en recién nacidos: Síntomas y tratamiento

La conjuntivitis en recién nacidos suele presentarse durante los 5 días posteriores al alumbramiento. Veamos sus causas y cómo actuar ante su aparición.

Conjuntivitis en recién nacidos

Síntomas y tratamiento de la conjuntivitis en recién nacidos

La conjuntivitis en recién nacidos se debe, en la enorme mayoría de los casos, a una leve infección que causa irritación o que bloquea el ducto lagrimal, lo que puede derivar en condiciones bastante serias dada la frágil condición de los más jóvenes humanos. Aprende más al respecto, y cómo actuar en caso de identificarla.

Cómo se produce la conjuntivitis en recién nacidos: Síntomas y tratamiento
Como medio de prevención, lo más certero es evitar tomar contacto con la zona ocular de los recién nacidos

Los tipos y causas de conjuntivitis neonatal

En reglas generales, hay 4 tipos de conjuntivitis en recién nacidos:

  • La gonocócica – Causada por la bacteria Neisseria gonorrheae, normalmente transmitida al bebé durante el parto
  • La de inclusión (clamidia) – causada por la bacteria Chlamydia trachomatis, generalmente transmitida al bebé en el canal de parto y durante el alumbramiento
  • La química – Luego del alumbramiento suele administrarse gotas o lágrimas al bebé para eliminar infecciones por bacterias y virus, pero estas pueden causar irritación, provocando este tipo de conjuntivitis
  • La causada por otras bacterias y virus – Se transmiten al bebé en el canal de parto, durante el alumbramiento o por agentes externos en la sala de partos o en salas neonatales. En este grupo se incluyen los herpes, virus y bacterias de transmisión sexual o no sexual.

Es difícil determinar la causa de su desarrollo a primera vista, pues comparten los mismos síntomas y apariencia. Se requiere de análisis médicos para saberlo con certeza, y poder así aplicar la cura o el tratamiento más adecuado de conjuntivitis en bebés.

Síntomas y prevención de la conjuntivitis en recién nacidos

Se puede identificar la presencia de conjuntivitis con síntomas claros y compartidos: párpados inflamados y sensibles, lagrimeo y presencia de secreciones, ojos rojos o rosados. Pueden aparecer desde uno hasta 5 días luego del alumbramiento, dependiendo de su tipo de origen y a su desarrollo.

"Hay 4 tipos de conjuntivitis en recién nacidos, y es difícil determinar la causa de su desarrollo pues comparten los mismos síntomas y apariencia."

Como medio de prevención, lo más certero es evitar tomar contacto con la zona ocular de los recién nacidos, evitar que él o ella se toque, y que los demás lo hagan. En los hospitales se administran gotas y lágrimas para prevenirlas (normalmente de eritromicina), tratando luego la conjuntivitis química si se llegara a desarrollar. En casos desarrollados, se puede administrar ciertos antibióticos orales e intravenosos, y algunos tópicos dependiendo de la severidad de la condición y de la consideración del profesional médico que intervenga.

En algunos casos leves, los masajes calientes en la zona pueden ser de gran ayuda para desbloquear los ductos lagrimales. Pero deben realizarse por personal experimentado, para evitar lesiones y presiones que causaran daños en los ojos del bebé.

"Párpados inflamados y sensibles, lagrimeo y presencia de secreciones, y ojos rojos o rosados son algunos síntomas de la conjuntivitis en recién nacidos."