Cómo preparar un paté de legumbres

Cómo preparar un paté de legumbres

Cómo preparar un paté de legumbres

© Depositphotos.com/Maria-Lapina

Las legumbres nos permiten que las utilicemos en una gran variedad de preparaciones, muchas desconocidas por la mayoría de las amas de casa.

Qué es el paté

Cuando tenemos que realizar alguna entrada, o tentempié, pensamos inmediatamente en picadillos, quesos cremas, patés, para poder untar sobre tostadas, galletitas o rellenar tarteletas.

"Los patés vegetales son una opción ideal para preparar las legumbres, que nos proporcionan una forma sencilla y práctica para combinar sabores y texturas."

Pero si lo que queremos es dar un toque personal, nutritivo, natural y libre de conservantes, las legumbres nos proporcionan una forma sencilla y práctica para combinar sabores y texturas, para ellos, los patés vegetales son la opción ideal.

Si bien el único paté que la mayoría conoce es el elaborado en base a hígado, la palabra paté proviene del francés y significa simplemente pasta o masa, y en lo que se refiere a los preparados con vegetales podemos encontrar dos variedades, los patés realizados en base a legumbres y los elaborados con verduras.

Para elaborar los patés de legumbres se utilizan garbanzos, porotos, habas, lentejas, arvejas, soja, pero eligiendo una sola clase para cada preparado.

Te puede interesar: Cómo mejorar el sabor del paté

Cómo hacer paté con legumbres

  • La noche anterior se dejan remojo y luego se cocinan en una proporción de 1 taza de legumbres por 3 tazas de agua. Ya cocinados,  se procesan hasta lograr la consistencia de un puré.
  • El contenido nutritivo y proteico de estos patés está dado por el ingrediente principal que usemos. El contenido graso del mismo, que es el que permite dar la textura untuosa y unir la pasta, lo otorgamos a través de grasas vegetales como el aceite de oliva o de girasol. En algunos casos se suele utilizar crema de leche también. Este contenido se lo agregamos luego de formar el puré con la procesadora.
  • A continuación hacen su aparición los condimentos, que son los que aportan aroma y sabor por sobre todas las cosas, además de alargar su conservación. Entre las especias más utilizadas tenemos el pimentón, el comino, el jengibre, la mostaza en polvo, nuez moscada, etc. y si le vamos añadir hierbas aromáticas son buenas opciones el tomillo, laurel, albahaca, perejil, apio y orégano entre otras. Si  estas hierbas son secas, se deben macerar unas horas en aceite y si son frescas se añaden finamente picadas.
  • De acuerdo al gusto personal, se puede añadir otros ingredientes como aceitunas ajo picado, huevo duro, queso rallado, nueces, etc.
  • Para elaborar patés de verduras se trabaja de la misma manera. Se elige una determinada verdura, se la cocina y luego se la procesa, añadiendo el contenido graso deseado y los condimentos a gusto.