Cómo preparar Clericó

El clericó es una bebida refrescante, protagonista del festejo al aire libre. Se prepara en jarras y tiene una mezcla de frutas maceradas como protagonistas. Te presentamos una receta de clericó y algunas variantes para darle otro sabor.

Cómo preparar Clericó

¿Qué es el clericó? ¿Cómo se hace el clericó? Consejos para darle otro sabor al clericó.

Presiona aquí para escuchar esta nota o continúa leyendo...

¿Qué es el clericó?

Las más sabrosas y exquisitas frutas de estación se reúnen con excelentes vinos para despedir el año, ya que el clericó es tradición en muchos países de Latinoamérica para las fiestas de Navidad y año nuevo. Esta bebida tiene la particularidad de reponer energía, despertar el apetito y calmar la sed.

Existen numerosas versiones y recetas de clericó, pero todas tienen la misma base: frutas, azúcar y vino.

¿Cómo se hace el clericó?

Para preparar clericó, lo primero es elegir la fruta: pueden ser manzanas, bananas, naranjas, duraznos, y si queremos podemos añadir uvas, cerezas, frutillas, melón, kiwi, ananá, etc.

  • Una vez elegidas las frutas, las pelamos y cortamos en cubos, tratando de que todos sean del mismo tamaño. Lo tradicional es utilizar frutas naturales, pero si no dispones de mucho tiempo puedes abrir algunas latas de durazno o ananá en almíbar, para incorporar estas frutas al ponche.
  • El vino más común para hacer clericó es el blanco dulce, aunque también el rosado, tinto, cava, sidra o champaña son opciones que pueden aplicarse; todo dependerá del gusto y del poder adquisitivo de los bebedores.
  • Cuando la fruta ya está cortada, la colocamos en una jarra grande, un bol o cualquier recipiente apropiado para tal fin. Luego, le incorporamos azúcar a gusto (lo ideal es no sumarle azúcar, ya que la fruta aporta la cuota suficiente), y presionamos un poco con la cuchara de madera mientras revolvemos, para permitir que la fruta desprenda un poco de su jugo.
  • Posteriormente, añadimos el vino o champagne elegido, y removemos despacio.
  • Finalmente, colocamos el clericó en la heladera y servimos bien frío, removiendo previamente para que la fruta sedimentada se mezcle bien. Si no tenemos tiempo de llevarlo a la heladera o refrigerador, añadiremos cubos de hielo para que se enfríe rápidamente.

Consejos para darle otro sabor al clericó

  • Para que la preparación quede más suave, se puede reemplazar un poco de vino con jugo de naranja o soda.
  • Si quieres darle un sabor especial al clericó, agrega una copita o dos de algún licor dulce, como el Cointreau o el Grand Marnier, o alguno seco, como ron o vodka. También se pueden mezclar ambos, o añadir unas hojas de menta o un chorrito de Tía María. Como siempre, todo dependerá de probar y quedarse con la opción mas sabrosa para cada paladar.
  • Al elegir el vino, debemos tener en cuenta el plato al que acompañará el clericó. Si lo preparamos con una base de vino blanco, será ideal para bocaditos de queso, y si hemos optado por un vino tinto, será un excelente acompañamiento para carnes o frutos de mar.

Como ya expresamos, existen tantas recetas como anfitriones que lo prepararan. Lo fundamental es tener en cuenta su base: el clericó siempre tendrá frutas, azúcar y vino. La cantidad y variedad será a gusto del consumidor.
Otras recetas de clericó:

Clericó festivo

Ingredientes:
  • 3 naranjas.
  • 500 gr de frutillas.
  • 2 manzanas.
  • 2 bananas.
  • 4 kiwis.
  • 1/2 taza de azúcar (opcional).
  • 1500 cc de vino blanco dulce.
  • 1 vaso de ron blanco.

"Lo tradicional es utilizar frutas naturales, pero si no dispones de mucho tiempo puedes abrir algunas latas de durazno o ananá en almíbar."

"El clericó siempre tendrá frutas, azúcar y vino como base. La cantidad y variedad será a gusto del consumidor."

Preparación:
Lavar bien las frutillas y cortarlas. Pelar el resto y cortarlas en cubos. Colocar toda la fruta dentro de una jarra o bol (ponchera). Añadir el azúcar, el vino y el ron. Mezclar y llevar a la heladera hasta el momento de servir.

Clericó de champaña

Ingredientes:
  • 2 duraznos.
  • 3 manzanas.
  • 3 bananas.
  • 3 naranjas.
  • 3 rodajas de ananá.
  • 1 botella de champaña.
  • 1 vaso de almíbar de ananá o durazno.
  • Azúcar a gusto (opcional).
Preparación:
Pelar y cortar la fruta en trozos del mismo tamaño y colocarlas dentro de una jarra. Verter la botella de champaña, el almíbar y el azúcar. Mezclar, llevar al refrigerador y servir bien frío.
Te puede interesar
Más sobre Tragos – Cocktails

Gracias por leer Cómo preparar Clericó, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días.

Comparte

Tú opinión

Esta nota te fue útil?

Anterior:
Cómo combinar el vino y los quesos
Siguiente:
Cómo conservar el calor en los guisos