Preparar Abono Natural para las Plantas

Tierra con abono casero

El abono casero debe tener un color marrón oscuro parejo.

Los químicos suelen ser buenos elementos para abonar nuestras plantas, pero si eres de los que les gusta todo lo casero, esta guía te ayudará a elaborar tu propio abono natural.

Cómo hacer Abono Casero para las Plantas

Los elementos químicos, además de ser caros, no siempre son la solución mas efectiva. Para la naturaleza nada mejor que la misma naturaleza quien sea la que se encargue de darle vida y mantenerla.

Por eso, lo ideal es utilizar abono casero o compost natural para el jardín. ¿Cómo elaborarlo? Aquí la explicación:

Procedimiento para hacer compost

En primer lugar, se debe conseguir la materia prima. Para esto nos puede servir materiales desechables como el césped cortado, las cáscaras de huevos o bananas, corazón y troncos de manzana, restos de plantas, etc. Y para quien se anime y no le dé nauseas manipular derivados de excrementos de animales o residuos putrefactos, lo pueden agregar al montón.

El siguiente paso para crear abono casero es enterrar todo y cubrirlos muy bien para mantener alejadas las pestes. Se debe tener en cuenta no añadirle a esta "ensalada" ningún tipo de rastro animal, como pueden ser grasas o huesos, ya que se podría atraer a los animales.

"Para hacer abono usaremos materiales desechables como el césped cortado, las cáscaras de huevos o bananas, corazón y troncos de manzana, restos de plantas, etc. ."

Te puede interesar: Cómo hacer Abono Casero en un Lugar Cerrado

Es importante que el montón conserve la humedad. Para ello, periódicamente se debe remover la capa superior y comprobar que dentro se mantenga húmedo, y caso contrario se le debe agregar agua. Para airearla, remuévela con una pala o rastrillo de tanto en tanto.

¿Cómo saber cuándo esta listo el abono?

Para que la pila de abono este lista para usarse en el momento necesario, hay que calcular el tiempo. Este promedia los 2 a 4 meses, por lo tanto lo ideal es comenzar a prepararlo en otoño para que esté listo en primavera.

Para saber que nuestro alimento para plantas esta en su punto justo, se debe notar que haya tomado un color marrón oscuro parejo, deberá tener una textura parecida a una esponja húmeda, rugosa, y con olor a tierra.

Cómo hacer abono natural en un lugar cerrado

Para quienes viven en pisos y departamentos en las grandes urbes, la creación de abono natural casero también es posible. En primer lugar, necesitarás de una maceta, un balde o un contenedor de algún tipo que cuente con tapa. Aunque el compost necesita airearse y quedar algo expuesto para su correcta composición, mantenerlo al aire libre en un apartamento puede atentar contra el bienestar y la sana convivencia. Por ello, haremos una versión de abono casero que se descompondrá dentro de la tierra de los cultivos, evitando así los malos olores.

Abono natural casero hecho en una maceta para lugares cerrados

Puedes hacer tu propio abono natural poniendo los deshechos en macetas, especialmente si no tienes jardín en casa.

© Depositphotos.com/2002Lubava1981

Coloca algo de tierra dentro del contenedor, procurando cubrir sus huecos inferiores (si se trata de macetas, estos son los agujeros para el drenaje). Esta tierra quedará sumamente enriquecida, y evitará que los aromas se dispersen sin límites, al absorber directamente los nutrientes de los desechos orgánicos.

Cuando cocines, ve depositando dentro de este contenedor los residuos orgánicos sólidos. Éstos son las sobras de alimentos, en especial los no cocidos, las cáscaras de frutas y verduras, las hierbas de infusiones y demás. Para evitar malos olores, no coloques residuos de alimentos de rápida descomposición, como huevos y carnes.
También puedes aprovechar para colocar dentro restos de otros elementos no comestibles, como servilletas de papel, papel tissue, troncos y demás.

Al colocar los desechos, cúbrelos con una capa fina de tierra, de aproximadamente un centímetro de espesor. Esto te ayudará a controlar los olores, y permitirá mayor cantidad de tierra absorbiendo los nutrientes.

Una vez por semana, remueve este compost con una pala de jardinería, para complementar dicha absorción. En lo posible, mantén la preparación seca, aunque no demasiado. La humedad de los desechos debería ser suficiente, pero si notas demasiada sequía, puedes humedecer apenas con algo de agua templada.

"El abono demora de 2 a 4 meses, por tanto lo ideal es comenzar a prepararlo en otoño para que esté listo en primavera."

Luego, simplemente utiliza esta tierra en tus cultivos. Puedes quitar la de las macetas y canteros, conservándola en otro recipiente, para reemplazarla con este abono casero. Verás que en cuestión de días tus plantas se llenarán de nutrientes y lucirán estupendas, ayudando a su vez al medio ambiente.