Consejos para mantener nuestra bicicleta en buenas condiciones

Con estas sencillas sugerencias lograrás mantener la bicicleta en perfectas condiciones.

  • Mantén la bicicleta limpia. La suciedad, el polvo y la grasa, actúan con el tiempo como agentes abrasivos sobre las diferentes piezas que componen tu rodado. Cada vez que la limpies, engrasa las piezas para que no se oxiden o se gasten de más.
  • La ruedas deben tener la presión adecuada, deben estar perfectamente centradas y los rayos no deben estar cortados ni torcidos. Cambia las cámaras luego de varios arreglos.
  • Controla siempre que tanto el asiento como el volante o manubrio, se encuentren perfectamente firmes.
  • Limpia las luces y ojos de gato periódicamente, si se llenan de tierra o barro, no cumplirán la función para la cual han sido colocados en la bicicleta.
  • Cada tanto, controla que todas las tuercas estén bien ajustadas.
  • Los frenos son de suma importancia, deben estar perfectamente ajustados y frenar con suavidad apenas los usamos.
  • Si la cadena tiene demasiado oxido y grasa, procede a limpiarla. Cuando esté bien seca, engrásala nuevamente. Un truco para desengrasar la cadena es rociarla con coca cola y dejar que ésta arrastre consigo la grasa y el óxido. También controla la tensión de la misma, para que no se suelte mientras la estás usando.
  • Si va a pasar un tiempo considerable antes de volver a usar la bicicleta, lo mejor es guardarla colgada de una pared y desinflar un poco las ruedas.

Si se te ha mojado, sécala en cuanto puedas para evitar que se oxide.

"Si va a pasar un tiempo considerable antes de volver a usar la bicicleta, lo mejor es guardarla colgada de una pared y desinflar un poco las ruedas."

¡¡Importante!! Siempre utiliza casco cuando la uses, aunque el trayecto sea corto. La seguridad es lo primero. El uso del casco debe comenzar como un hábito obligatorio desde niño.