Cómo limpiar el intestino

La mala alimentación en general intoxica nuestros intestinos. Aprende a limpiar tus "tuberías" de evacuación con estos consejos simples.

Cómo limpiar el intestino

Mantener los intestinos limpios y desintoxicados

Mantener los intestinos limpios es una manera de potenciar nuestro estado de salud. Este importante órgano permite la evacuación de los desechos y toxinas que amenazan a nuestro bienestar, mientras que obstrucciones, una pobre flora intestinal o la proliferación de bacterias y parásitos no adecuados para el área nos dejará a merced de numerosas enfermedades, faltos de energías y con una condición física bastante deplorable.

Para cuidarlos no sólo debemos comer saludablemente, en un menú rico en vegetales y frutas frescas, sino también hacerlo ordenadamente. Al comenzar el día, necesitas un desayuno completo. Café o té, zumo de frutas frescas, una tostada con queso untable te permitirá aliviar los procesos digestivos del día, activar las funciones intestinales, evitar el estreñimiento, y también te dará suficiente combustible como para funcionar con toda la energía durante la mañana entera.

"Para limpiar los intestinos, prueba preparar un batido súper saludable licuando 2 naranjas, 5 fresas grandes y 2 melocotones, todo sin piel ni semillas."

Alimentos para limpiar el intestino

La dieta llena de vegetales de hojas verdes, legumbres, poca carne y lo mínimo de grasas es ideal para la producción de heces apropiadas, y así mantener el colon y el intestino en su mejor estado. Asegúrate de beber no menos de dos litros de agua al día, complementando con infusiones y zumos si prefieres, e incorpora a tu dieta los siguientes alimentos con conocidas capacidades de limpieza intestinal y orgánica:

  • Frutas: El mango ayuda a aliviar el estreñimiento gracias a sus propiedades laxantes. Además, es gran fuente de vitaminas. También las fresas poseen muchos minerales indispensables; las manzanas, uvas, piñas, papayas y kiwis son otras buenas alternativas.
  • Lácteos: El yogurt colabora a regularizar la actividad intestinal, propicia su mejor funcionamiento y previene el estreñimiento. Los mejores son los que no contienen azúcar, especialmente si son caseros, pues en el proceso de pasteurización se pierde el aporte de probióticos y de flora intestinal.
  • Semillas: Las de lino son las mejores, pues tienen gran cantidad de fibras y son muy versátiles en sus modos de consumir.

Batido para limpiar los intestinos: Prueba preparar un batido súper saludable licuando dos naranjas, 5 fresas grandes y dos melocotones (duraznos), todo sin piel ni semillas.
Bebe por la mañana y por la tarde, durante unos 10 días, y consume un pote de yogurt natural con semillas de lino, sésamo y girasol en las colaciones y meriendas.

Mejorar el trabajo intestinal al evacuar

El momento de la evacuación es bastante significativo en el cuidado del ano, el colon y todo el intestino. Debes ir cuando te lo pida el cuerpo, aunque sufras de malestares: cuanto más tiempo "aguantas", más se resecan las heces y mayor es el potencial de daños que puedas sufrir, además de que será menor la eliminación de toxinas.
Una dieta balanceada y saludable, con buena carga de fibras, te ayudará a ir al baño con normalidad.

Mantén una posición confortable al evacuar: es de gran ayuda elevar un poco los pies al hacerlo, de modo que las rodillas queden más arriba de la línea de las caderas. Coloca un pequeño taburete o una caja en el piso del sanitario, para colocarla frente a la poceta o inodoro cuando lo utilices.

Seguir