Cómo integrar al hermano mayor a la llegada de un hermanito

La llegada de un hermanito puede ser una amenaza para el hijo mayor. La mejor manera de que lo asuma sin problemas es integrándolo y explicándole todo con paciencia y amor.

El anuncio de la llegada de un bebé al hermano mayor

Cómo integrar al hermano mayor a la llegada de un hermanito

Cuando llega un nuevo miembro a la familia, uno de los que más notará el cambio es el futuro hermano mayor. La mejor forma de describir el sentimiento de un niño al que le anuncian la llegada de un hermanito, es la de estar “destronado”, y los únicos que podemos hacer que esta llegada no sea un desastre somos los padres y familiares.

Cómo integrar al hermano mayor a este evento sin que se sienta desplazado
La clave es contarle todo y hacer partícipe al hermano mayor, mostrándole que tendrá un compañero inseparable.

Lo mejor es contarle la llegada del hermanito cuando estén seguros de que el embarazo marcha tranquilo, y también debemos hacerlo formar parte al momento de contarles la noticia a los otros miembros de la familia.

La clave para que este anuncio te salga bien es hacerlo con mucho amor y mostrándole que a partir de ahora no sólo tendrá un compañero inseparable, sino que además, será muy importante por ser el “Mayor”. También cuéntale que tendrá que compartir el cuarto o los juguetes, es importante que sepa lo que sucederá para no disgustarse o sentir que le quitan sus cosas.

Seguramente te hará preguntas que estarán acordes a su nivel de madurez, la respuesta también tienes que ofrecérsela al mismo nivel, coméntale cómo cambiará tu cuerpo y cuéntale alguna anécdota de cuando él estaba en tu vientre.

Es muy lindo e importante compartir la consulta cuando te hagas una ecografía, o para que escuche los latidos, también estimúlalo para que le hable a la panza y sienta los movimientos para que este hermanito empiece a tomar “forma” en su vida.

Cuando prepares la ropa y las cosas del nuevo bebé, muéstrale las que eran de él y cuéntale como fueron los preparativos de su llegada.

También es bueno que le cuentes que los bebés recién nacidos no hacen mucho más que dormir y comer, pero les gusta que les hablen y los acaricien; así no se desilusionará cuando intente jugar y el bebé no responda como esperaba.

Otro tema muy importante es que planees la llegada del bebé, si el niño mayor se quedará con ustedes e irá al hospital, si estará en casa de alguien para que lo cuide, cómo harás los días de internación posteriores, etc. Cuando sea oportuno, es decir unos días antes, explícale cómo harán para organizarse.

Será una nueva etapa para todos, pero seguramente al futuro hermano mayor le dará más miedo que a ustedes, comprende algunos caprichos pero tampoco lo dejes sin mesura… algunos mimos de más nunca sobran en estos casos.

'