Repelentes caseros para mosquitos

Hacer tu propio repelente para mosquitos en casa puede ser justo lo que necesitas para ahuyentar las enfermedade y prevenir los síntomas de los males transmitidos por mosquitos, que pueden amenazar tu vida. Además, con estos ingredientes también evitarás los nefastos químicos de los productos comerciales.

Te puede interesar: Cómo hacer un jabón repelente de insectos

Qué ingredientes usar para combatir los mosquitos

Clavo de olor como repelente - Esta receta es excelente porque no intoxica y puede ser usado sin problemas. Mezclar 1 litro de alcohol con 100 cm3 de aceite Johnson o cualquiera de bebé, (para que no reseque la piel), y unos 30 clavos de olor en infusión. Dejar actuar varias horas y aplicar luego sobre el cuerpo.

Eucalipto - Se cuecen unas hojas de eucalipto, se cuelan y el líquido que se obtiene se vierte en recipientes pequeños para después colocarlos en todas las habitaciones y en las estanterías de los armarios.

"La albahaca y la citronella son utilizadas desde tiempos remotos como repelente casero para los mosquitos."

Citronella como repelente de mosquitos - El aceite de citronella aplicado directamente sobre el cuerpo es un excelente repelente de mosquitos, su aroma los espanta. Otra forma de uso es dejar abierto un recipiente de citronella para que los vapores llenen la habitación.

Lavanda - Esta es una agradable y excelente loción repelente de insectos. Mezclar aceite lavanda con algún aceite o crema corporal y aplicar sobre el cuerpo.

Albahaca para alejar a los mosquitos - El olor que desprende la albahaca (Ocinum Basilicum), es de gran eficacia para repeler a los insectos, especialmente a los mosquitos. Para ello colocamos varias plantas frescas en las ventanas de la casa o vaporizamos en un quemador dos o tres gotas de su esencia.

Repelente a base de aceite de almendras - Mezclar 100 ml. de aceite de almendras dulces y agregar 20 gotas de esencia de albahaca y otras 20 de esencia de geranio. Es apto para niños y bebés.

Manzanilla como repelente - Frotar manzanilla sobre la piel (o tomar té de manzanilla), es un remedio de los indios para repeler mosquitos.

Por qué hacer tus propios repelentes caseros

Muchos insectos pueden trasmitirnos enfermedades si nos pican, como el mosquito AEDES AEGYPTI que trasmite el dengue y otras enfermedades.

En el mercado existen diversas marcas comerciales de efectivos repelentes para mosquitos, pero la mayoría tiene PERMETRINA o DEET en diferentes porcentajes. Por ser ambos tóxicos y penetrar al torrente sanguíneo, se recomienda no abusar de ellos, sobre todo en los niños.

Es importante saber que el porcentaje de concentración del insecticida no tiene nada que ver con su efectividad, pero sí con el tiempo en el que dura la acción del repelente. Es mejor uno suave y aplicar repetidas veces que uno más concentrado y fuerte.

Una manera fácil de prevenir las picaduras de insectos es hacer una efectiva trampa para mosquitos y otros insectos, reutilizando una botella plástica y algunos elementos más. Aprende cómo hacerla siguiendo este enlace.

"Frotar manzanilla sobre la piel es un antiguo remedio aborigen para repeler mosquitos."

Estos ingredientes son seguros para usar en cualquier tipo de piel, salvo ante la presencia de alergias. Consulta con tu médico si tienes dudas de estas sensibilidades, y prepara hoy mismo tu repelente casero natural para disfrutar del aire libre sin químicos, ¡cuidando de tu salud y la de toda tu familia!