Cómo hacer una Lámpara de Aceite

Aprende a hacer una lámpara de aceite en casa. Sigue esta guía fácil para obtener un elemento decorativo y aromático

100% de votos positivos

Guía para hacer una Lámpara de Aceite Casera

Te proponemos una idea genial para ambientar el jardín, la terraza o lo que quieras, con una sencilla y aromática lámpara de aceite casera y muy particular: la haremos usando lo que tenemos en la cocina.

Cómo fabricar una lámpara de aceite en casa. Guía para crear una lámpara de aceite casera. Haz tu propia lámpara de aceite

© Depositphotos.com/motionkarma

Con una técnica similar puedes adaptar el mechero de tu lámpara de aceite a vasijas cerradas, botellas o casi cualquier contenedor que tengas en casa

Prepara tus materiales y reúne los ingredientes para hacer un simple y funcional elemento que le aportará gran encanto a cualquier rincón; una lámpara de aceite ambientalista, moderna a la vez que clásica.

Elementos necesarios

Para hacer esta lámpara de aceite casera utilizaremos un frasco de conserva algo grande con tapa de cierre roscado, y un trozo de soga para la mecha, que normalmente se trata de una soga de algodón que puedes comprar en ferreterías, tiendas de jardinería, manualidades o decoración. También puedes hacerla en casa reciclando una vieja playera de algodón: corta una tira de unos 10 centímetros o 4 pulgadas de ancho, enróscala y córtala del largo deseado, para que no se queme tan rápidamente.

Pasos para hacer una lámpara de aceite casera. Crea una lámpara aromática con aceite de cocina.

Si usas aceite mineral o un aceite vegetal incoloro, podrás imitar un acuario en tu lámpara de aceite.

© Depositphotos.com/ivonnewierink

Además, necesitarás el taladro y una broca adecuada para perforar la tapa. Para dar mayor seguridad al trabajo (aunque estos elementos son opcionales), también puedes usar un acople metálico roscado, un tornillo, un tramo de caño roscado hueco y arandelas para fijar.

Preparando el contenedor de la lámpara

Lava el frasco y llénalo con agua muy caliente. Sumérgelo lleno dentro de un cubo con agua caliente, y deja allí hasta que el agua se enfríe. De este modo, podrás quitar fácilmente las etiquetas y adhesivos que pueda tener sin rayar el material.

Ya listo el frasco, vuelve a lavar con jabón y seca con servilletas de papel, para no dejar marcas. Si vas a decorarlo, este es el momento de hacerlo, a tu gusto. Deja secar (si fuera el caso) mientras preparas la tapa para la lámpara de aceite.

Marca el centro de la tapa a rosca y haz una perforación pasante, del diámetro del caño roscado hueco. Pásalo por la perforación, dejando asomar menos del alto del acople. Es decir: si tu acople mide 1 centímetro de alto, deja que el caño asome unos 7 milímetros solamente.

Coloca una arandela a cada lado de la tapa y enrosca un acople por el lado superior, fijando con un tornillo (u otro acople) por la parte interior. Atraviesa la mecha de algodón dejando sobresalir 1 a 1 y 1/2 centímetros, aproximadamente, y reserva mientras rellenas tu lámpara de aceite casera.

Rellenando tu lámpara de aceite casera

Como el nombre lo indica, el material inflamable que usaremos para la lámpara será aceite. Pero no cualquiera, sino uno que nos brinde un aroma delicioso, como el de oliva, coco, canola, cacahuate, de citronella, y si tienes en casa puedes usar parafina líquida, aceite mineral o aceite para lámparas, a tu elección.

Para dar más belleza a tu lámpara de aceite, coloca dentro ingredientes naturales que tengan buen aspecto y aroma. Algunos ejemplos son una rama de canela, unas estrellas de anís, una piña (de pino) seca y pequeña, algunas hojas o ramas de hierbas, también flores pequeñas, granos de café, bayas, frutas cítricas (pequeñas y cortadas en rebanadas), especias y hasta aceites esenciales que ayuden a aromatizar cada espacio.

"El material inflamable ideal para la lámpara será un aceite que nos brinde un aroma delicioso, como el de oliva, coco, canola, cacahuate o citronella."

Una vez que llenes el frasco (dejando uno o dos centímetros libres por encima, para que no rebalse), sólo introduce la mecha en el aceite y enrosca la tapa con fuerza. Deja una hora para que el algodón se impregne, y ya podrás disfrutar de tu propia lámpara de aceite.

Siempre recuerda encenderla y no dejarla sin supervisión; colócala en un sitio seguro y verifica que no haya plantas, géneros u otros elementos por encima, para que puedas disfrutar de tu lámpara de aceite casera sin problemas.

"Para hacer esta lámpara de aceite casera utilizaremos un frasco de conserva algo grande con tapa de cierre roscado, y un trozo de soga para la mecha."