Cómo hacer cromoterapia en casa

La cromoterapia nos explica que los colores tienen influencias en nosotros, y un poder que nos puede ayudar a sentirnos bien y aliviar malestares. Veamos cómo aplicarla en casa.

100% de votos positivos

¿Qué es la Cromoterapia?

La cromoterapia es el uso de los colores con intenciones beneficiales para tu cuerpo y tu alma. Se habla aquí de la capacidad curativa de los tonos, de los haces de luz que nos rodean constantemente.

Cada color tiene su propia frecuencia vibratoria, impacta de determinada manera en nuestros sentidos, y tiene ciertas influencias en nosotros como ser integral de cuerpo, mente y alma.  Es por eso que puedes sentirte más a gusto en una habitación con paredes de un tono en particular, aunque la decoración o las energías no varíen en relación a otros sitios.

Así, la cromoterapia nos invita a rodearnos de luces, elementos y superficies de determinados colores, a partir de aquello que queremos aliviar, curar, desarrollar o mejorar.

Técnicas de cromoterapia para hacer en casa

En la Cromoterapia hay diversas técnicas mediante las que se expone a las personas a las influencias curativas y sanadoras del color. Puedes hacerlas en casa, adaptándolas de acuerdo a tus posibilidades:

La Lámpara Cromática

Es una lámpara bastante común, con filtros intercambiables (que puedes reemplazar por lamparillas de distintos colores). Esta es la técnica de cromoterapia casera más utilizada por su simpleza y efectividad. Bastará con exponerte a la luz mientras medites, te relajes, hagas tus quehaceres o practiques tus actividades para beneficiarte de los colores y sus influencias. Mediante una exposición controlada (en horas y en duración), la técnica puede adaptarse al llamado Baño de Luz.

Agua Solarizada

Esta técnica nos baña por dentro con las influencias de los colores en forma líquida. Para ello debes colocar agua bebible dentro de botellas limpias de colores y exponerlas al sol, para que tomen de él sus energías y se empapen de sus propiedades según los colores del cristal.

La Mentalización Con Colores

Es otra técnica de cromoterapia bien fácil que puedes aplicar en casa. Bastará con meditar o visualizar tu cuerpo, tu zona a tratar o todo tu ser bañado de colores. Recuerda que cada uno de los 7 Chakras principales posee una mayor conexión con un color específico: utiliza estos conocimientos para que tu mentalización con colores sea más dedicada.

Uso de los colores en cromoterapia

Sólo a modo de referencia te contamos sobre los colores habituales y los tratamientos más comunes en los que se los usa:

"En la Cromoterapia hay diversas técnicas mediante las que se expone a las personas a las influencias curativas y sanadoras del color."

  • Rojo: Es el color utilizado para tratar el desgano, la apatía, la obesidad y las enfermedades de la sangre.
  • Amarillo: Trata las condiciones de la piel, favorece la cicatrización y también estimula los procesos de aprendizaje.
  • Naranja: Es el usado para aliviar enfermedades y condiciones de los bronquios y de los ovarios.
  • Índigo: Se lo usa para el tratamiento de hemorragias (en especial nasales), condiciones oculares incluyendo el glaucoma y las cataratas, alivia el insomnio y posee propiedades anestésicas.
  • Verde: Posee propiedades bactericidas, y se lo usa para favorecer la vasodilatación y combatir gripes y resfriados.
  • Violeta: Es el color más poderoso, eficaz para tratar condiciones psicológicas, y también angustias o depresiones.
  • Azul: Es eficaz para tratar la hipertensión, infecciones y enfermedades relacionadas con la garganta.

"La cromoterapia nos invita a rodearnos de luces, elementos y superficies de determinados colores, a partir de aquello que queremos aliviar, curar o mejorar."