Cómo hacer un Cojín con Forma de Galleta

Un cojín con forma de galleta. Como hacer cojines con forma de galleta. Guia para fabricar un cojín o almohadon con forma de galleta

Para hacer un cojín con forma de galleta convencional, busca dos cortes de género afelpado, como pana, paño lenci o similar, de color café claro

Un almohadón o cojín muy original para decorar cuartos infantiles o el mismísimo living.

Un Cojín Original con forma de Galleta

Hoy te traemos una propuesta muy singular para decorar tu hogar de una manera divertida, y también apetitosa. Se trata de cojines con formas de galleta, hecho con materiales económicos y sin necesidad de que tengas amplia experiencia en la costura. ¿Estás listo? Pues a trabajar.

Materiales necesarios

Para una galleta convencional necesitarás dos cortes de género afelpado, como pana, paño lenci u otro similar, de color café claro, como la masa de una galleta dulce, de unos 50x55 cm cada uno. También necesitarás hilos de color café oscuro, con buena cantidad de poliéster para hacer costuras resistentes.

Para el relleno puedes usar una variedad de materiales. Sin embargo, para que la labor sea más sencilla, te recomendamos un recorte de plancha de vellón de buen espesor. Si no consigues, apila varios cortes de vellón en plancha uno sobre otro. Esto hará que el trabajo sea más simple, logrando una galleta bien mullida sin causarte problemas en la costura.

"Estos cojines con formas de galleta son hechos con materiales económicos, y sin necesidad de que tengas amplia experiencia en la costura."

Te puede interesar: Cómo hacer un almohadón para el aprendizaje de los colores

Cómo hacer el cojín con forma de galleta

Coloca ambos cortes de paño uno sobre el otro, enfrentando sus derechos. Para simplificar la tarea en el máximo posible, coseremos el relleno junto con la tela. Para ello, coloca el vellón por encima del revés de la pieza que ha quedado por encima, y cose tres de sus cuatro contornos con una o dos pasadas en la máquina eléctrica, o bien crea un festón alrededor. También puedes coser los cuatro contornos casi en su totalidad, dejando abierto un pequeño sector para luego voltear la pieza y dejarla del derecho.

Cose las esquinas redondeándolas, para mejorar la apariencia de la pieza final. Asegúrate de que las puntadas sean pequeñas, para dar un cierre prolijo. Ya volteada la pieza, termina el cierre con costura invisible. Así, tendrás un cuadrado imperfecto bien prolijo y redondeado.

Decorando las marcas de la galleta

Con la máquina de coser fijada en una costura amplia, y usando hilo doble o un hilo más grueso, crearemos las marcas características de la galleta. Para ello, coseremos líneas rectas desde el interior hacia el contorno, de unos 6 o 7 centímetros de largo, separadas entre sí a unos 4 cm. No llegues a los extremos, sino que debes dejar en los ángulos un cuadrado imaginario libre de unos 10 cm.

En la galleta de 50 cm de lado, por ejemplo, crearemos 7 a 8 líneas, dejando los primeros y los últimos 10 cm libres de costuras.

Imagen: 1

Luego, ya sea con la máquina de coser o con aguja e hilo, marca los hoyos característicos de las galletas, al centro del cojín. Puedes seguir un patrón lineal, marcando unas cuatro columnas en tres filas, o bien hacer un diseño más libre, e incluso escribir tu marca favorita. Y así con un poco de trabajo ya tendrás listo un cojín con forma de galleta, ideal para decorar de manera original.

"Si no consigues vellón de buen espesor, apila uno sobre otro varios cortes de vellón en plancha. Esto hará que el trabajo sea más simple, logrando una galleta bien mullida."