Cómo Evitar el Dolor de Pies al Usar Tacones

¿Quieres evitar las ampollas en los pies cuando usas tacones apretados, nuevos y duros?. Aquí te contamos algunos métodos para lograrlo, ¡sin arruinar tus zapatos favoritos!

Cómo evitar que los tacones nos hagan doler los pies. Tips para evitar el dolor de pies al usar tacones. Cómo ablandar los tacones nuevos

© Depositphotos.com/Lighthunter

Estirando el calzado nuevo antes de usarlo podrás evitar esos molestos dolores en los pies.

Tips para Evitar que los Tacones Dañen los Pies

Compras un pan de relucientes zapatos sensacionales, pero ni bien comienzas a vestirte temes lucirlos, pues sabes que la consecuencia es el dolor de pies por usar tacones. Y para colmo, usarlos es la única manera de amoldarlos a la forma de tus pies. ¿Cuál puede ser la solución a este inconveniente tan habitual en nuestras vidas?. Pues aquí no sólo te damos una respuesta… ¡sino también algunos métodos sencillos!

¿Qué hacer si los tacones te hacen doler los pies?

Si el dolor es producto del uso de tacones, aplica las soluciones más adecuadas en cada caso. Por ejemplo, si el calzado tuviera tiras, cintas, ajustes, cierres (cremalleras) u otros que raspen el talón, simplemente asegúrate de aislar la zona con una bandita adhesiva, un apósito medicinal, o siquiera una pequeña gasa con cinta para evitar el roce.

Si la suela fuera demasiado dura y te hace doler las almohadillas de los pies, bastará con usar una media plantilla o una almohadilla de silicona. Estas se colocan o se adhieren entre el pie y la suela dura, creando una superficie acolchada que evita los dolores, el cansancio, y también las ampollas.

Claves para evitar el dolor de pies al usar tacones. Cómo evitar el dolor en los pies al ponerte zapatos nuevos. Cómo estirar los zapatos nuevos

Usar calcetines gruesos con tus zapatos nuevos te ayudará a estirarlos, ¡pero hazlo en casa!

© Depositphotos.com/mjth

Y finalmente, si el problema fuera las ampollas en la planta del pie por el roce, bastará con aplicar un poco de desodorante (el de bolilla es genial), para crear una suerte de adhesivo que evite que tu pie se mueva demasiado, reduciendo así las chances de desarrollar ampollas y lesiones. Otra opción es usar talco en polvo.

Cómo ablandar los tacones nuevos

Antes de calzar un par de tacones nuevos, necesitas “ablandarlos” para que vayan tomando la forma de tus pies. Seguro que usarlos es la mejor manera, pero esto a menudo provoca ampollas y problemas de todo tipo. Estas son otras 5 formas de amoldar los tacones a tus pies, sin dolor:

Alcohol. Pon alcohol medicinal en una pequeña botella con pulverizador, y rocía el interior de tus zapatos. Llena muy bien con bolas de papel periódico arrugado, y deja toda la noche, para estirar y ablandar el material.

Bolsas de hielo. Llena bolsas de cierre a presión con agua, y acomódalas dentro de tus tacones nuevos. Ponlos en el congelador (dentro de una bolsa más grande, si quieres) y deja toda la noche. El agua, al congelarse, se expande y con ello estira los materiales de cuero y tejidos.

Crema hidratante. Para los tacones de cuero real (piel), la crema hidratante puede ayudar. Sólo unta tus pies con crema y ponte los tacones o las botas, para “encremarlos” desde el interior fácilmente. Esto ablandará el cuero naturalmente, modelándolo según la forma.

Calor. Ponte los tacones nuevos con calcetines gruesos (de material natural, no sintético) y aplica calor con la secadora de cabellos en las zonas más duras y dolorosas. Camina por la casa hasta que los zapatos se enfríen.

Usar calcetines gruesos. Esto aislará tus pies contra el roce, al tiempo que estirará los tacones… ¡pero hazlo en casa, y cuando nadie te vea!

Con estas técnicas simples podrás ablandar tus calzados y usarlos con mucho más confort. Así, el dolor en los pies por usar tacones nuevos será cosa del pasado, ¡y lucirás de lujo, caminando y bailando durante horas!

Escrito por: Eugenia