Cómo endurecer las piernas

Cómo endurecer las piernas

Cómo endurecer las piernas

Si quieres endurecer las piernas deberás saber que no vas a lograrlo con pastillas ni polvos mágicos. Sólo con ejercicios y disciplina, y siguiendo estos consejos.

Ejercicios para tonificar las piernas

Las piernas tonificadas, firmes y en forma, son uno de los rasgos más atractivos de hombres y de mujeres por igual. Lograr lucir estas bellezas no es una misión imposible, aunque debemos dedicarnos diariamente, al menos con buena frecuencia semanal, a hacer simples actividades en casa y en tus minutos libres.

Conoce algunos trucos para mejorar el aspecto de tus piernas y glúteos.

Caminar para endurecer las piernas

Caminar es uno de los ejercicios más completos para cada músculo del cuerpo, es beneficial para articulaciones y tendones, acelera nuestro ritmo cardíaco, mejora nuestra respiración y, por encima de todo, nos ayuda a aclarar la mente y a mejorar nuestros ánimos. Para lucir piernas hermosas aprovecha a caminar cada vez que puedas, siempre con calzado apropiado y disponiéndote a disfrutar del paseo.

"Para lucir piernas hermosas, aprovecha a caminar cada vez que puedas, siempre con calzado apropiado y disponiéndote a disfrutar del paseo."

Te puede interesar: Cómo Endurecer los Glúteos

Sentadillas para tonificar las piernas

Complementa las caminatas diarias con simples actividades en casa, de las que no necesitas equipos ni elementos especiales. Por ejemplo, hacer cuclillas o sentadillas te ayudará a tonificar las piernas, aumentar músculos, y también a elevar los glúteos.

Párate derecho con las piernas abiertas a la altura de los hombros y los pies bien posados en el piso, o con los talones posados sobre una tabla delgada si tienes molestias en la espalda. Respira profundo y lento y, manteniendo los brazos a los lados, o sujetando peso sobre los hombros (algo liviano), baja las posaderas manteniendo la espalda derecha, como si fueras a sentarte en una silla de baja altura.
Hazlo lentamente, sin llegar demasiado bajo, sino dejando los muslos paralelos al piso. Luego, asciende hasta estirar las piernas, y repite hasta hacer 3 sesiones de 10 cuclillas cada una, con un descanso de un minuto entre las sesiones.

Extensiones de cadera

Para mejorar el aspecto de los lados de tus piernas puedes practicar las extensiones de cadera.

Recuéstate de lado sobre una esterilla, colchoneta de ejercicios o sobre una alfombra, posando tu cabeza sobre una mano para evitar hacer malas fuerzas con el cuello, y la otra mano por delante de tu cuerpo, para mantener el equilibrio. Con las piernas bien estiradas, respira profundo y, al exhalar, eleva la pierna lateralmente tanto como puedas, sin provocarte dolor. Lentamente vuelve a bajarla pero sin llegar a posarla sobre la otra pierna, sino unos centímetros más arriba, y repite el movimiento diez veces por sesión, en tres sesiones con descansos intermedios, haciendo una sesión con cada pierna por vez.

Por último, para tonificar la parte interior de la pierna puedes realizar un movimiento similar, con la diferencia que debes llevar apenas hacia delante la pierna que ha quedado por debajo (en contacto con el piso), y el movimiento consistirá entonces en elevarla del suelo, sin perder el equilibrio.

"Hacer cuclillas o sentadillas te ayudará a tonificar las piernas, aumentar músculos, y también a elevar los glúteos."