Sociedad
Cómo ayudar a niños con tartamudeo o disfemia

Disfemia infantil: cuando hablar llega con problemas

La disfemia es comúnmente conocida como tartamudeo. Veamos cómo detectar esta dificultad y cómo ayudar a los niños que la presentan.

08/01/20 por Eugenia

Una condición bastante habitual con la que suele confundirse al tartamudeo es la velocidad al intentar hablar.

Síntomas y tratamiento para niños con tartamudeo

Disfemia es el nombre, tan técnico, con el que los médicos llaman al tartamudeo o tropiezo en el habla infantil, que suele dejarse sin atención y mantenerse hasta la edad adulta. Se ha calculado que cerca del 5% de los niños de entre 2 y 5 años atraviesan, en algún momento, cierto grado de tartamudeo, pero de ellos sólo hasta el 2% persistirá. Por eso, cuando tu hijo o hija comience a balbucear sus primeras palabras y a formar frases para desarrollar su uso del lenguaje, presta atención a las señales y haz la consulta al profesional médico ante sospechas, para llegar a una diagnosis adecuada.

¿Tu hijo es demasiado apurado al hablar?

Una condición bastante habitual con la que suele confundirse al tartamudeo es la velocidad al intentar hablar. Se observa en niños de unos 3 años, algunos más otros menos, que ya poseen sus herramientas básicas del lenguaje y un léxico bastante desarrollado, pero que carecen aún de las mecánicas motrices de un habla veloz. La consecuencia es el obstáculo al hablar, casi como si pusieran demasiadas palabras en su boca y lucharan por hacerlas salir al unísono: tartamudeo, repetición de sílabas, y una verdadera confusión cuyo acomodo llega por su cuenta, cuando crecen y mejoran su uso del habla.

Disfemia o tartamudeo, ¿qué es?

Es un trastorno de tipo funcional en la comunicación específicamente oral, demostrada en interrupciones voluntarias en el habla y su flujo natural. Puede tratarse de espasmos, repetición de fonemas y sonidos (palabras, sílabas), bloqueos de silencio o bloqueos de sonidos. El ritmo del habla y su flujo se ve interrumpido y se dificulta la formación de ideas, ya sea que el niño o niña hable apurado o a velocidad pausada.

Los estudios sugieren que este tartamudeo o bloqueo en el flujo del habla no es la única señal, sino que también se puede identificar la disfemia por la presencia de palabras fragmentadas (que se repiten), el uso de interjecciones, sustitución voluntaria de las palabras que suelen presentar problemas y hasta sonidos que se emiten involuntariamente por la tensión física al hablar.

Tipos de disfemia o tartamudeo infantil

La disfemia y el tartamudeo deben diagnosticarse apropiadamente por un profesional médico, quien la clasificará de acuerdo a su origen como:

"La disfemia es el nombre técnico con el que los médicos llaman al tartamudeo o tropiezo en el habla infantil."

"Si notas tartamudeos frecuentes en tu hijo en situaciones diversas, consulta con el médico para hacer una diagnosis apropiada."

  •  Del desarrollo: es la clase más habitual y frecuente, conforme el niño organiza sus palabras y su uso del habla, o cuando intenta hablar en momentos de tensión, enojo, en llanto y demás.
  •  Adquirida o neurogénica: puede ser producto de una lesión cerebral (como ictus o traumatismos), y se caracteriza por presentarse en cualquier momento del habla, sin que la situación sea de temor, enojo, ansiedad o estrés, como en el caso anterior.
  • Psicogénica: es la clase menos frecuente y suele ser producto de un daño emocional severo. No se acompaña de ansiedad ni de reconocimiento de la situación, y suele ser reemplazada por el silencio y otros trastornos.

¿Qué hacer si tu hijo tartamudea?

Si notas tartamudeos frecuentes en tu hijo en situaciones diversas, consulta con el médico para hacer una diagnosis apropiada. Sea o no que se confirme un cuadro de disfemia, recuerda que tu niño está aprendiendo a usar eso tan habitual que es el lenguaje: dale su tiempo y su espacio, deja que hable con calma, pídele que comience de nuevo la frase si notas que tiene dificultad, sin regañarlo ni apresurarlo por sus tartamudeos.

Habla mucho con él o ella, pues la práctica del lenguaje aumenta sus capacidades, y aprende tú también a dar importancia al contenido de sus palabras, mas que a la manera en que las diga. Con tiempo, amor y apoyo, cualquier dificultad termina siendo parte del pasado.

Cómo Vestir Sexy para Seducir a tu Hombre

El erotismo surge desde la imaginación, y para ello, nada mejor que una buena indumentaria sexy. Tu vestimenta hará que la excitación de tu hombre despierte y se traduzca en un momento muy especial.

Te gusta esta nota?