Desarrollo del bebé y síntomas en la decimonovena semana de embarazo

En esta etapa, el bebé comenzará a estar más activo. Es momento de empezar con pequeños ejercicios para fortalecer el perineo.

Semana 19 de embarazo

Estado del bebé en la decimonovena semana

En la semana 19 de embarazo, ya comenzarás a sentir el vientre pesado, y tendrás que cuidarte de los dolores de espalda. Aunque no sientas molestias en el momento, todos los esfuerzos desmesurados que realices a partir de esta etapa, como cargar objetos pesados, mover muebles, etc., los sentirás más tarde, en tu próximo embarazo o en tu vida cotidiana. Entonces: nada de sobreesfuerzos.

Tu bebé ya medirá casi 22 cm., más o menos, y pesará alrededor de 350 gr. Cada día se moverá más, hará gimnasia y jugará con el cordón umbilical. Va y viene, gira...y ya sabe tomar sus propios pies con sus manitas. Algunas veces sus movimientos son erráticos o bruscos y se golpea contra las paredes del útero, debes calmarlo pasando tu mano sobre la zona y hablándole dulcemente.

Como sus horarios no son los tuyos, puede dormir todo el día; de hecho duerme entre 18 y 22 horas diarias, y se despertará cuando tú duermes, absolutamente decidido a jugar y aprender.

En esta etapa comienza a desarrollarse su sistema inmunitario, con la producción de glóbulos blancos.

Síntomas y crecimiento del vientre

Tu vientre habrá crecido mucho; el útero superará la altura del ombligo y estará pesado. Comienzas a sentir que te falta el aire con el menor esfuerzo, y esto se debe no sólo a que el volumen de tu caja torácica se está reduciendo para dar cabida al bebé, sino también a que tu organismo debe eliminar el anhídrido carbónico que produces, y también el de tu bebé, actividad que demanda un esfuerzo que no conocías. Se producirá un fenómeno de hiperventilación que te fatigará.

Sin embargo, debes comenzar, despacio, a realizar pequeños ejercicios para fortalecer el perineo, ya que este músculo estará muy exigido durante el embarazo y el parto. Para eso, simplemente debes contraerlo estando sentada o de pie durante algunos segundos. Es como si trataras de contener la orina.

Lo mejor es hacer 10 contracciones seguidas en diferentes momentos del día. Luego del parto, puedes continuarlos o directamente concurrir a sesiones de kinesiología, para que este músculo vuelva a estar fuerte al igual que todos los ligamentos que rodean y sostienen al útero durante el embarazo.

Si realizas estos pequeños ejercicios, también será más fácil recobrar la figura luego del parto.

'