Cuidados para prevenir accidentes en el baño

El aprendizaje del uso del baño no termina cuando los niños dejan los pañales. Hay muchos detalles que debes tener en cuenta para que sea un sitio seguro para los pequeños.

Un cuarto de baño a prueba de niños

Un baño seguro para el uso de los niños

Hombres y mujeres tenemos nuestras costumbres a la hora de usar el wáter. La tapa del inodoro sube y baja dependiendo del ocupante actual de la habitación. Los elementos de alimentación eléctrica van y vienen, los de higiene y belleza van quedando desparramados por cuanta superficie encontramos. Y cuando en el hogar hay niños, el tema se torna un tanto más complicado. Por eso, hay algunos recaudos que debes tener en cuenta para que el cuarto de baño sea una habitación segura y a prueba de accidentes.

Cuidados para prevenir accidentes en el baño
Hay algunos recaudos que debes tener en cuenta para que el baño sea una habitación segura para los niños

Las tomas eléctricas y llaves de luz

El cuarto de baño se asocia a la humedad en el ambiente, por ejemplo luego de la ducha del baño diario, pero también a la humedad y al agua corriente en los grifos del lavabo, por ejemplo.

Para evitar accidentes totalmente prevenibles en el baño debes mantener cubiertos los enchufes o tomas eléctricas, con topetes especiales que puedes adquirir en el mercado, y también proteger el alcance a las llaves de luz, colocándolas a altura. De este modo, los niños no las tocarán con las manos mojadas, hasta tanto no tengan edad (y altura) suficiente como para hacerlo a conciencia, calzados y con sus manos secas.

Corrobora que las luminarias y conexiones estén siempre en buen estado de funcionamiento, en revisiones periódicas.

Cuidado en los artefactos eléctricos

Los artefactos eléctricos del cuarto de baño, como la secadora de cabellos, depiladoras y afeitadoras eléctricas, el rizador, la buclera y cualquier otro artefacto de acción electrónica, deben mantenerse siempre desconectados y en altura.

Guárdalos dentro de estantes o alacenas, fuera del alcance de los niños. Nunca los dejes conectados, pues los curiosos pequeños podrían tomarlos con sus manos o pies mojados, descalzos, e incluso cerca del agua corriente.

Cómo ayudar al niño a usar el baño

Los niños están en constante aprendizaje. El uso de las estancias del cuarto de baño también son cosas por aprender, por lo que facilitarles la labor es tarea tuya y de toda la familia.

Además de las buenas explicaciones, a modo de entrenamiento del uso del cuarto de baño puedes dar ciertas ayudas para cuando los pequeños vayan solos al tocador. Por ejemplo, puedes colocar pegatinas fluorescentes en la tapa del wáter, de modo que al ingresar los niños al tocador con poca luz sepan si la tapa está baja o arriba.

También puedes colocar pegatinas especiales para el interior de la taza, enseñando a los pequeños varones a evitar ensuciar el piso. Estas pegatinas poseen una capa protectora que las protege de la humedad y de los ácidos de la orina, y hasta podrás encontrarlas en numerosos diseños, con brillos y con fluorescencias.

"Para evitar accidentes totalmente prevenibles en el baño debes mantener cubiertos los enchufes o tomas eléctricas."

'

"El uso de las estancias del baño también son cosas por aprender, por lo que facilitarles la labor a los niños es tarea de toda la familia."

Aprovecha estas pegatinas o las pinturas fluorescentes para señalar los grifos, las llaves de luz, e incluso escalones y desniveles, si los hubiera. Una buena idea es colocar una luz de noche con sensor de movimiento, que ayude a los pequeños en su uso privado del tocador.