Sociedad
Cómo hablar con tu hija de la primera menstruación

Consejos para encarar el tema de la menstruación y sexualidad con tu hija

Cuando la pequeña se vuelve señorita un cúmulo de cambios físicos y hormonales se avecinan. ¿Cómo hablar con tu hija sobre la menstruación y otros temas relacionados?

01/09/20 por Eugenia

Debido a las condiciones de vida actuales, la aparición del ciclo menstrual es cada vez más temprano

Primera menstruación: hablando con tu hija

La menarca, o primera menstruación, es un momento especial en la vida de toda niña que se convierte en señorita. Hay cambios en el cuerpo y aparecen los albores de las figuras femeninas, en un torbellino de hormonas y emociones a veces confundidas con enojos, frustraciones y vergüenzas. 

Debido a las condiciones de vida actuales (la alimentación principalmente), la aparición del ciclo menstrual es cada vez más temprano. Por eso, debes prepararte cuanto antes para poder hablar del tema con tu hija, preparándola también a ella para los cambios que se avecinan.

El momento de la pubertad en las niñas

Como siempre te recordamos, cada cuerpo es una entidad independiente de las demás. No hay una edad establecida para definir el cambio de niñez a adolescencia mediante la pubertad, sino que cada niña atravesará ese umbral a su debido tiempo. Sin embargo, lo que dos o tres generaciones atrás se esperaba hacia los 15 años, hoy suele aparecer en edades tan tempranas como los 8 o 9 años, a menudo los 10.

"Para alivianar la charla, concéntrate mejor en los cambios físicos que le ocurrirán, pues es lo que mayor atención concentrará en la niña."

Es por eso que debes anticiparte a la situación y explicarle a tu niña cuanto antes el asunto. Esto aliviará sus temores y frustraciones, y quitará de la mesa también las vergüenzas y las incertidumbres sobre el propio cuerpo. Recuerda que antes la pubertad se daba a una edad biológica y cognitiva-cultural en la que las niñas estaban listas para iniciar sus propias familias, mientras que hoy se está dando en lo que sólo se define como niñez: aún juegan con sus muñecas y tienen pudor (o desinterés, directamente) por compartir con los varones, pero ya menstrúan.

¿Qué temas explicar sobre la primera menstruación?

Al hablar sobre el ciclo menstrual y el desarrollo, será inevitable la relación con el tema de sexualidad y embarazo. Puedes dar aquí los detalles que consideres apropiados, dependiendo de la edad de tu hija (a los 8 años no es necesario que conozcan el tema en detalle). Para alivianar la charla, concéntrate mejor en los cambios físicos que le ocurrirán, pues es lo que mayor atención concentrará en ella misma.

Coméntale sobre el sangrado, que es indoloro, intermitente y que no se trata de una hemorragia ni resulta peligroso. Aprovecha para incorporar detalles sobre higiene femenina y demás, y demuéstrale cómo son los productos femeninos que utilizará, para que practique el cómo colocarlos en su ropa interior y cómo descartarlos.

"No la satures con información: primero deja que comprenda su desarrollo antes de integrar los temas de sexo."

Explícale también que a veces hay algo de dolor, y las diversas maneras de aliviarlo. Puede que tu niña no sufra de estos momentos, pero a menudo el desarrollo prepúber viene acompañado de intenso dolor en las primeras menstruaciones. Es mejor estar prevenidas al respecto, y tener siempre analgésicos femeninos a mano para cuando se los necesite con gran urgencia.

¿Hablar de sexualidad con tu niña?

Si bien la menarca es la señal biológica de preparación para la sexualidad, es probable que tu niña aún no tenga esos asuntos en la cabeza. No la satures con información: primero deja que comprenda su desarrollo, incluso que pase algunos ciclos menstruales antes de integrar los temas de sexo, prevención del embarazo, enfermedades y demás. Recuerda que esta etapa es una de intensa emocionalidad, y no querrás sobrecargar a tu niña en una edad tan temprana y delicada.

¿Sospechas de la homosexualidad de alguien?

Un hermano o hermana, una amistad, quizás un hijo o hija puede tener cierta confusión al respecto de su sexualidad: o quizás lo tiene claro, pero no sabe cómo actuar o hablarlo. ¿Cómo ayudarlos?

Te gusta esta nota?