Consejos para ayudar al niño en la adaptación al primer año escolar

La etapa de inicio en la escuela primaria es todo un cambio para el niño. Aprende algunos consejos para ayudarlo a superar esta etapa.

Cómo hacer la adaptación al primer año de escuela

Primer grado, ¿cómo hacer la adaptación?

Al ingresar en la escuela primaria las costumbres del niño cambian. Los útiles escolares son diferentes, los contenidos son un poco menos entretenidos que en el jardín o la guardería, y el niño requiere de un leve proceso de adaptación para acomodarse a este nuevo ritmo de vida.

Consejos para ayudar al niño en la adaptación al primer año escolar
Al ingresar en la escuela primaria las costumbres del niño cambian.

Aquí te contamos simples consejos para facilitar esta etapa y hacer que el inicio de la edad escolar sea mucho más agradable para tu pequeño.

Los útiles para el primer grado

Antes del inicio de las clases, las escuelas suelen darle a los padres una lista con los materiales que los niños necesitarán para todo el año. Haz las compras cuanto antes, aprovechando los descuentos de inicios de la temporada, y llévalos a casa para que tus hijos los conozcan. Dale sus nuevos lápices y cuadernos para jugar un poco, así se familiarizan con sus formas, colores y usos. Muéstrale su nueva mochila (de preferencia, con rueditas para cuidar su espalda) y su pintorcito o uniforme, para que juegue en casa o lleve sus juguetes alguna vez.

Pídele que te ayude a la hora de crear las portadas, agregando pegatinas o haciendo dibujos que personalicen cada elemento.

Esto creará una mayor relación del niño con sus nuevos elementos y, mediante ello, con sus nuevas actividades escolares. A su vez, se creará una cierta anticipación, pues el pequeño no podrá esperar a iniciar las clases para utilizar todas esas cosas nuevas, mejorando la experiencia en la institución.

El día antes del inicio de clases

Hablen mucho sobre el tema, en especial si tienes hijos mayores, para permitir que el pequeño haga todas las preguntas que crea necesarias. Responde de manera positiva, recordándole que el aprendizaje, en primer grado, se realiza mediante juegos, actividades entretenidas, y mecanismos lúdicos. La noche anterior, acompáñalo a su camita y recuérdale que “mañana será el inicio de sus clases”, que conocerá a nuevos amigos a los que podrá invitar a casa a jugar, y todo lo divertido que será.

Si notas demasiados nervios y ansiedades, muéstrale fotografías de ti misma en edad escolar, cuéntale historias divertidas, y tus viejos cuadernos escolares si aún los tienes. Recuérdale todo lo divertido que fue ir a la escuela, para darle más tranquilidad y crear una mejor predisposición.

El primer día de clases

En la puerta de la institución, y delante de tu hijo, dialoga algunos minutos con la maestra encargada del aula. Así, tu hijo verá que quien se queda a cargo cuenta con la aceptación de su mamá, lo que no sólo lo tranquilizará, sino que también conferirá a la maestra un nivel de autoridad mayor.

Es conveniente que los padres no ingresen a la escuela con los niños para evitar que se los relacione como presentes. Lo mejor es permitirle al pequeño su espacio, dejando que encuentre sus propios círculos, cree su propia intimidad, y tenga suficientes cosas para contar al regresar a casa. Es importante que lo lleves al ingreso y estés allí para recibirlo a la salida, pues esto le dará una enorme tranquilidad.

"Si notas demasiados nervios y ansiedades, muéstrale fotografías de ti misma en edad escolar, cuéntale historias divertidas."

'

"Es conveniente que los padres no ingresen a la escuela con los niños para evitar que se los relacione como presentes."