Cocina
Cómo Cocinar Espárragos

Cómo Cocinar Espárragos

Te presentamos distintas variantes para cocinar los espárragos y disfrutar de su exquisito sabor.

84% me gusta (113 votos) 22/01/09 por Staff de CHP

Espárragos, cocción y propiedades. Cómo cocinar los espárragos. Cocinar espárragos en el microondas.

Espárragos, cocción y propiedades

La forma más clásica de consumir los espárragos es, hervidos y acompañados por una salsa de vinagreta o una salsa en base a mayonesa y perejil. De esta hortaliza se comen las puntas y la parte tierna de los tallos.

Los espárragos aportan un delicado sabor al paladar, y además son ideales para la elaboración de muchos platos, pueden presentarse como entrada o guarnición de carne, arroz, pescados, pasta y otros vegetales. También pueden prepararse ricas salsas, ensaladas y sopas cremas.

Los espárragos verdes son un poco más finos que los blancos, pero más sabrosos.

"Los espárragos aportan un delicado sabor al paladar, y son ideales para la elaboración de muchos platos."

Cómo cocinar los espárragos

  • Lavar los espárragos, volver a formar el manojo y atarlo  con un hilo.
  • Colocarlos dentro de una olla profunda para que queden parados con las puntas hacia arriba y que no toquen el agua.
  • Las puntas se dejan fuera del agua porque son más tiernas y se cocinarán con mayor rapidez, de esta forma se irán cocinando lentamente con el vapor que suelta el agua al hervir.
  • Se cocinarán alrededor de 15 minutos o hasta que estén listos. Se pueden ir rotando para no dejarlos pasar de su punto de cocción.

Cocinar espárragos en el microondas

Para cocinar los espárragos dentro del microondas, se cortan unos 4 cm del tallo, que es la parte dura, y se colocan dentro de una fuente apta para este artefacto. Las puntas se colocan superpuestas al centro de la fuente.

Se calculan ¼ taza de agua por cada 500 gramos de espárragos. Cocinar entre 7 y 9 minutos a potencia máxima.

Cómo elegir y conservar los espárragos

Espárragos

En el mercado podemos encontrar dos tipos de espárragos, los blancos y los verdes. Los primeros crecen bajo la tierra y al no recibir la luz del sol, sus tallos quedan de ese color. Los segundos, que también suelen denominarse “negros”, al recibir la luz del sol durante su crecimiento pueden desarrollar ese color verde tan característico de sus tallos.

Te gusta esta nota?