Tips para Crear un Hábito Matutino

Al empezar bien la mañana tendrás toda la energía disponible para aplicarla donde más lo deseas. Si tu objetivo es tener una empresa reconocida en tu sector, aumentar las ventas, ser más productivo y eficiente o contar con una mente abierta a diferentes emprendimientos, comienza desde temprano.

Te puede interesar: Cómo empezar el día de una mejor manera

Las personas exitosas no son las que tienen más dinero, sino las que han sabido darse cuenta cuáles son sus prioridades, enfocándose en ellas. Si sabemos qué cosas son las que merecen la pena y la atención, entonces nos será más sencillo triunfar. Balancear lo laboral con lo personal es vital y eso también lo cumplen los que tienen más éxito en el mundo. Toda esta combinación trae como consecuencia plenitud y felicidad.

Si quieres empezar a cumplir tus objetivos, entonces es momento de crear un hábito matutino exitoso. Comenzando en la mañana temprano tendrás la capacidad de rendir más en tu trabajo, y luego tener energías para disfrutar con tu familia al regresar a casa.

8 pasos para empezar la mañana

1. Levántate lo más temprano posible: Si tu reloj despertador suena a las 7 de la mañana, empieza a programarlo a las 6. ¿Qué harás en esa hora extra? ¡Todo lo que se te ocurra!. El tiempo es un recurso más que importante, no lo olvides. Tienes que levantarte en lo posible antes de que salga el sol, así tendrás más control de tu día y podrás adelantar trabajo, dejar todo preparado para cuando regreses a casa y varias actividades más. Además, está comprobado que las horas de la mañana son las más productivas. ¡Aprovéchalas!

"Si quieres cumplir tus objetivos, entonces es momento de crear un hábito matutino exitoso con estos 8 pasos para empezar bien la mañana."

2. Haz ejercicio matinal: No tiene que ser un deporte muy intenso ni pasarte tres horas en el gimnasio si no quieres, pero si puedes salir a caminar por el parque, trotar un poco o hasta ir a pasear el perro por varias manzanas. Lo importante es que actives el cuerpo, oxigenes tus pulmones y te quites el sueño. En poco tiempo empezarás a sentirte mas renovado y lleno de energías antes de llegar a la oficina. Al hacer ejercicio estarás liberando endorfinas, la hormona del bienestar.

3. Dedica más tiempo a las cosas “que puedes”: La motivación es algo que va y viene, por lo tanto es bueno tenerla presente todo el tiempo. ¿Cómo?. Con un cartel recordatorio en la pantalla del ordenador, una alarma en el móvil, un papel en la agenda, etc. Las personas exitosas también suelen desenfocarse del camino y de los objetivos, por ello un ayuda memoria nunca está de más. Por lo menos una vez al día, lee o escucha citas motivacionales, elige libros relacionados y léelos en el horario del almuerzo.

Tips para empezar bien las mañanas. Cómo crear una rutina matutina exitosa. Pasos para comenzar bien la mañana

Una de las claves para empezar bien las mañanas es hacer deporte o actividad física. ¡Te hará sentir de maravillas!

© Depositphotos.com/monkeybusiness

4. Sé agradecido todo el tiempo: La felicidad consiste en apreciar todo aquello que tienes y no de desear lo que no. Haz una lista con todas las cosas por las cuáles debes decir “gracias”, tanto al levantarte como al acostarte. Deja ese papel en la mesa de noche y leelo dos veces al día. Te darás cuenta que hay muchas más cosas buenas que malas, siéntete bendecido y agradecido. Esto te hará más optimista y te ayudará a tener las energías necesarias para afrontar cada jornada. Trata de escribir esta lista cada día al acostarte, aunque pienses que sea repetitiva; cada vez tendrás más ítems para elegir.

5. Pregúntate algo importante a diario: Si hoy fuera el ultimo día de tu vida: ¿qué harías? ¿con quién te gustaría estar? ¿qué querrías dejar como legado?. Si te lo pasas criticando tu situación o tu trabajo varias veces al día o a la semana, es momento de hacer un gran cambio en tu vida. Como por ejemplo, empezar bien la mañana para evitar el enojo, el cansancio y el estrés. Tú sabrás de qué manera mejorar la situación.

6. Deja de lado la procrastinación: Quizás no conozcas esta palabra, pero la pones en práctica a menudo. Quiere decir que pospones cosas, haz primero lo que tienes que hacer de manera obligatoria o urgente y después dedícate a todo lo demás. Una vez que te saques los pendientes de la lista, tu día estará más liviano y el resto de tus actividades fluirán de manera más amena. Y hasta tendrás tiempo libre para hacer lo que desees. Entonces, primero lo importante y urgente, y después lo prescindible.

7. Conecta con tus seres queridos: Si estás casado, aprovecha que estás en este plan de cambiar la rutina matutina para compartir con tu pareja. Si tienes hijos, lo mismo. Y la buena noticia es que puedes aplicarlo con cada persona que quieres y te rodea. Hazte presente en la vida de tu familia y amigos, desayuna con tu esposa/o e hijos, no bebas un café rápido y salgas sin despedirte. La mañana es un momento muy importante para tener conversaciones amenas, nos permite comenzar la jornada con una gran sonrisa, más energía y renovando el vínculo.

"Haz una lista con todas las cosas por las cuáles debes decir “gracias”, tanto al levantarte como al acostarte. Deja ese papel en la mesa de noche y leelo dos veces al día."

8. Planifica tu día: Cuando te levantas también puedes aprovechar para hacer un listado con las actividades a realizar. Organízate de tal manera que te sientas holgado para cumplir tus obligaciones y al mismo tiempo, tengas espacio disponible para actividades lúdicas. Al crear un hábito matutino exitoso como el armado de la agenda, toda tu jornada será más ordenada y planificada, por lo tanto, podrás cumplir con todos tus compromiso.

Hoy mismo puedes comenzar con esta rutina matutina para empezar las mañanas con energías. ¡No te duermas!