8 Características de un Buen Emprendedor

¿Te gustaría ser un emprendedor inteligente? ¿Quieres conocer la real diferencia entre el éxito y el fracaso? Descubre qué características debes imitar.

Consejos para ser un buen emprendedor. Cualidades de un buen emprendedor. Cómo ser un buen emprendedor

© Depositphotos.com/Faithie

Los emprendedores exitosos saben cuales son sus capacidades y se enfocan en ello.

Cualidades de un Emprendedor Exitoso

"El éxito no es final, el fracaso no es fatal", decía el político británico Winston Churchill. Es verdad que todos queremos ser exitosos en cada aspecto de la vida que proyectemos, pero también es cierto que fallamos más de lo que acertamos, y eso no es un impedimento para seguir adelante y continuar emprendiendo, sino todo lo contrario.

Quizás hayas leído al respecto varias veces y no comprendas bien de qué se trata. Si quieres ser un buen emprendedor y avanzar en el arduo camino de los negocios, deberás contar con ciertas cualidades y características.

¿Qué hacen los empresarios exitosos? ¿Cómo puedes convertirte en uno de ellos? No se trata sólo de tener millones en la cuenta bancaria, sino en saber invertir y comenzar un negocio que ofrezca réditos interesantes. Presta atención a las siguientes cualidades de un emprendedor exitoso, e imítalas.

8 características de un buen emprendedor

1. Tener en cuenta los pasos que te separan de la meta: Los emprendedores no toman riesgos, sino que los calculan. Es decir, saben que dentro de los negocios habrá cosas buenas y otras malas, pero están preparados para la contingencia. Para ser inteligente en el mundo profesional no precisas varios títulos de las universidades más prestigiosas del mundo, sino que has de contar con la audacia suficiente como para actuar en busca de tus logros. Entonces, la diferencia entre los que toman riesgos y los que calculan los riesgos está en el enfoque que le dan a la situación. Lo mismo que ocurre entre el significado de éxito y fracaso.

Tips para ser un emprendedor inteligente. 8 cualidades de un emprendedor exitoso.

Ser un emprendedor inteligente es celebrar los logros en equipo, aprendiendo a delegar tareas.

© Depositphotos.com/Corepics

2. Destacar lo que mejor haces: Los empresarios exitosos saben cuales son sus capacidades y se enfocan en ello, mientras que las demás tareas son delegadas en el equipo de trabajo, por ejemplo. O quizás prestan más atención a las actividades que además de ser agradables, les reportan una buena cantidad de ingresos. De esta manera evitarás bloquear tu productividad o sacarle todo el jugo a tus habilidades. Asigna tareas a las personas que te rodean, no temas en dejar en manos ajenas algunos aspectos de tu empresa o emprendimiento, confía en que los demás entregarán las cosas incluso mejor de lo que puedes hacerlas tú.

3. Definir cada “problema” como una “oportunidad”: Todo siempre es según el cristal con el que se mire. Mucha gente no se da cuenta de que si se equivocan no sólo han de dar vuelta la página, sino también guardar una enseñanza al respecto. Una de las características de un emprendedor exitoso es pensar “fuera de la caja” y saber cómo recuperarse de cada problema, falla, error, olvido u omisión. Sigue adelante y nunca te rindas.

4. Salir de la zona de confort: En relación al consejo anterior, no olvides que ese área donde te sientes cómodo no te ayudará a lograr el éxito que tanto buscas. Mantente alerta y halla nuevos desafíos en todos lados. ¡No te aburras nunca! ¡No te estanques!, trata de encontrar nuevas maneras de hacer lo mismo. Te asombrarás cuando los resultados sean mejores, puedas terminar una tarea en menos tiempo o le des “una vuelta de tuerca” a la situación. La zona de confort es buena al principio, pero no te ayuda a avanzar. Expándete, aprende, conoce nuevas tendencias, conéctate con otras personas, lee sobre gente que pueda inspirarte o asesorarte y sobre todo cambia el enfoque con el que trabajas. Así lograrás todo lo que te propongas.

5. Aprender más y más: Para ser un emprendedor inteligente es preciso que te conviertas en una esponja que absorbe información continuamente. Desarrolla tus capacidades, has los cursos que sean necesarios, lee periódicos o publicaciones especializadas, busca datos, etc. No siempre encontrarás las respuestas a tus consultas, pero sigue investigando. Aprende todo lo que puedas, que “el saber no ocupa lugar”. Aprovecha cada reunión, charla, libro o evento que sea para aprender y evacuar tus dudas.

6. Realizar un seguimiento de las metas: Tanto las que son a corto como a mediano y largo plazo. Una buena idea es marcar hitos intermedios para ir sabiendo cómo vas avanzando en tus proyectos. Mide los progresos de manera diaria, semanal, mensual o anual. Lo importante es que los sigas, analices, compares y sobre todo, no los pierdas de vista. Así sabrás qué está bien, que falta y qué se debe cambiar.

7. Enfocarse en entregar lo mejor cada día: Las 24 horas que tienes disponibles cada día son únicas e irrepetibles. No dejes de lado este concepto si quieres ser un buen emprendedor. Resuelve los problemas de manera brillante, no te enfoques sólo en la meta final, disfruta también del recorrido. Ofrece servicios adicionales, esfuérzate y entrega lo mejor de ti, repítelo mañana y al siguiente día, siempre como si no existiera un mañana. Innova para superarte y no te conformes.

8. Celebra las pequeñas victorias: Es verdad que hay que pensar en grande, pero tal y como ocurre con las metas intermedias, las pequeñas batallas que vas ganando te ayudan a mejorar tu autoestima y tener más confianza en tus capacidades. No sólo celebres por el negocio, sino también por el trabajo que ha hecho tu equipo. Esto mantendrá a todos bien motivados. Recompensa los esfuerzos, celebra los logros y valora el rendimiento.

Con estas cualidades de un emprendedor exitoso podrás avanzar en tu camino como profesional. ¿Estás preparado? No te olvides de maximizar tu productividad, aprovechar las oportunidades y trabajar duro.

Escrito por: Yamila Papa Pintor