4 Tips para Tener Salud

Aprende 4 simples cosas que puedes hacer cada día para mejorar tu salud, casi sin darte cuenta.

Cómo tener una mejor salud. 4 hábitos simples para mejorar al salud. Consejos para mejorar la salud física

© Depositphotos.com/Anetlanda

Caminar es una buena opción para mejorar la salud, especialmente si no puedes practicar deportes ni exigir demasiado a tu cuerpo.

4 Hábitos para Mejorar la Salud

Cuando imaginamos lo que tenemos que hacer para tener salud, seguramente pensamos en seguir una aburrida dieta sin sabor, hacer deportes de la noche a la mañana, y evitar cualquier tipo de actividad socialmente habitual en nuestros tiempos. Y es verdad: seguir ese estilo de vida te daría una mejor salud física, pero no es la única manera de lograrlo.

Hay muchos simples y pequeños cambios que puedes aplicar en tu vida cotidiana. Conoce cuatro propuestas geniales que te harán tener más salud, un poco más fácil que con esos preconceptos de siempre.

1. Caminar

Es fundamental. Si bien la práctica regular de un deporte o de un ejercicio de mayor intensidad te propiciaría un cuerpo más en forma y una salud mucho mayor, lo cierto es que es necesario vencer el sedentarismo de la manera en la que sea posible. Si puedes ir al gimnasio, salir a correr o hacer ejercicios 4 veces a la semana, hazlo. Si sólo puedes dedicar las mañanas de los domingos a ponerte en movimiento, entonces haz eso. Y si sólo puedes destinar 5 o 10 minutos de cada día a caminar (ir al mercado de a pie  dar unas vueltas por el vecindario a la noche, como sea), entonces tan sólo camina para tener más salud.

4 claves para una mejor salud. Cómo tener una mejor salud. Tips para tener salud

¿Sabías que las duchas fría y caliente te ayudan a mejorar la salud? Aprovecha ese momento íntimo y relajante para hacerle un bien a tu organismo.

© Depositphotos.com/choreograph

Tan sólo caminar aumenta tu secreción de endorfinas, alivia el estrés, disminuye la tensión, energiza el cuerpo para vencer la fatiga, propicia la circulación sanguínea y la oxigenación celular, y reduce el riesgo de desarrollar enfermedades como el glaucoma, el mal de Alzheimer, enfermedades cardiovasculares, osteoporosis y algunos tipos de cáncer, como el de colon. También ayuda a tener más equilibrio, tonificar los músculos y quemar calorías.

Un tip: Descarga en tu Smartphone una aplicación de podómetro. Tan sólo debes presionar un botón y la app te dirá cuánto has caminado en ese día, cuánto tiempo, cuántas calorías has quemado y muchos otros detalles, según la aplicación. Hay algunas gratuitas muy efectivas, como Runtastic Podómetro o Accupedo.

2. Beber agua

Nada de refrescos, gaseosas o sodas. Para mejorar tu salud debes beber agua pura, mineral, purificada, potable o embotellada. El cuerpo la necesita para todas sus funciones vitales. Además ,si quieres que tu mente funcione al máximo de su capacidad y sentirte con energías, bebe al menos dos litros de agua por día. Sigue la regla de oro: tu peso dividido por 7 te dirá la cantidad de vasos de agua (250 cc) que debes consumir por día.

Un tip: Prepara el líquido a primera hora de la mañana, en una botella térmica o plástica. Con rotulador indeleble marca los vasos y, si quieres, también las horas a las que debes consumirlos. Así sabrás exactamente cómo vas con tu hidratación diaria.

3. Descansar

El descanso es fundamental. Debes asegurar 7 horas de sueño al menos por las noches, que es cuando los ciclos del organismo se suceden de manera más efectiva (además de que está fresco el clima, hay más silencio, y hay oscuridad). Recuerda desconectar los artefactos eléctricos, pagar la TV y las fuentes de luz, y controlar la temperatura de tu habitación para tener un descanso confortable y reparador.

Dormir bien te asegura buena salud, pues combate el estrés, alivia los cuadros depresivos, de pánico y de ansiedad, ayuda a fortalecer el cuerpo para combatir enfermedades y permite que nuestra mente fije conceptos y nuestro cuerpo se recupere.

4. Bañarse

No sólo es una cuestión de higiene y buen aspecto: tomar una ducha o baño al día te ayuda a tener salud. Pero no se trata de cualquier baño, sino uno elegido a partir de tus necesidades. Más allá del rico baño de inmersión, rodeado de espuma, tomar una ducha  de regadera al día te ayudará a hacerte fuerte contra las enfermedades, y a aliviar los males ocurridos durante la jornada pasada.

Un baño o ducha de agua fría estimula la circulación sanguínea, mejora y agiliza las funciones orgánicas, estimula el sistema de defensas del cuerpo, ayuda a prevenir resfriados, combate la depresión, disminuye la presión sanguínea, reafirma la piel, da brillo al cabello, previene la alopecia y la caída del cabello, y ayuda a despejar la mente.

"Dormir bien te asegura buena salud, pues combate el estrés, alivia los cuadros depresivos, de pánico y de ansiedad, ayuda a fortalecer el cuerpo para combatir enfermedades ."

Una ducha o baño de agua caliente, por su parte, ayuda a relajar los músculos, alivia la tensión nerviosa, combate la migraña, ayuda a la circulación sanguínea, reduce la ansiedad, elimina las toxinas de la piel, propicia la sudoración desintoxicante, descongestiona las vías respiratorias y limpia la piel. Podrás luir mejor, relajarte y tener más salud con una ducha simple cada día.

" Para mejorar tu salud debes beber agua pura, mineral, purificada, potable o embotellada. El cuerpo la necesita para todas sus funciones vitales."