Cómo tomar la temperatura a un bebé

Temperatura en un bebé

La fiebre, generalmente, es la repuesta del organismo para defenderse de enfermedades infecciosas. Aunque también su aparición puede deberse enfermedades inflamatorios, deshidratación, etc. Sin embargo, no hay que ver a la aparición de fiebre como algo malo, con temor, ya que nos indica que es una manifestación saludable que nos hace saber que el cuerpo es capaz de atacar una infección de origen viral o bacterial y actuar en consecuencia.

La temperatura normal del cuerpo puede variar durante el día según la hora o la actividad física que realicemos. Y siempre suele ser un poco más alta al atardecer.

La temperatura puede tomarse de manera rectal o en las axilas. En el primer caso suele ser de medio grado más que la axilar.

Si notamos que la piel del bebé se encuentra más caliente de lo habitual, se puede sospechar que tiene fiebre, y para confirmarlo habrá que tomarle la temperatura con el termómetro.

Para tomar la fiebre, los dos lugares más usuales son el recto y la axila. En el caso de bebés muy inquietos no se recomienda tomarle la temperatura rectal, aunque este forma sea más rápida y exacta,  ya que con algún movimiento brusco lo podemos lesionar al introducirse demasiado el termómetro. Aunque, en la actualidad se pueden adquirir termómetros especialmente diseñados para tomar la temperatura rectal que poseen topes para evitar introducirlo de manera excesiva de forma accidental.

A continuación  explicamos como tomar ambas temperaturas.

Como tomar la temperatura axilar

Temperatura axilar. Para colocar el termómetro en la axila, lo más cómodo es sentarlo sobre las rodillas, de espaldas y rodeándolo con un brazo. Se le cola el termómetro en la axila y se le sujeta el brazo en cabestrillo con la mano que nos ha quedado libre. Al colocarle el termómetro en la axila, hay que controlar que la punta del termómetro quede en el centro (hueco) de la misma y no salga hacia el otro lado. Debe permanecer en la axila de 3 a 5 minutos.

Cómo tomar la temperatura rectal

Temperatura rectal. Colocar al niño boca abajo, con una mano separar las nalgas y con la otra introducir la punta del termómetro previamente lubricado con vaselina o aceite, orientándola hacia el ombligo del bebé. Jamás se deben introducir más de 1 ½ cm. Lo mejor es utilizar termómetros diseñados para éste método y no los comunes. Deben mantenerse en el recto de 2 a 3 minutos.

El tiempo estimativo de permanencia de los termómetros que dimos anteriormente, es en el caso de los termómetros de mercurio. Los termómetros digitales (que funcionan a pila) se leen con mayor facilidad e incluso algunos poseen un mecanismo que avisan cuando ya han medido la temperatura.

Cuidados a tener en cuanta cuando tomamos la temperatura

Antes de tomar la temperatura, en cualquiera de los procedimientos, hay que tomar algunos recaudos:

  • Lavarnos muy bien las manos.
  • Buscar el termómetro y retirarlo con cuidado de su estuche. Si el termómetro es de mercurio, asegurarnos que la medición se encuentre en los 35 grados, si no es así, proceda a bajarla tomando el termómetro por el lado opuesto al bulbo y hacer movimientos secos y hacia abajo. Si el termómetro es digital, al encenderlo comprobar que no tenga ninguna lectura anterior.
  • Coloque el termómetro en la persona a la cual se le tomará la temperatura y luego de esperar el tiempo indicado, retírelo con cuidado. Al retirarlo, tomarlo por el extremo opuesto al bulbo (si lo tomamos por el bulbo, el calor de nuestras manos podría alterar la lectura). Si es de mercurio, debemos colocarlo horizontalmente delante de nuestros ojos y girarlo levemente hasta poder leer la temperatura que marca.
  • Descienda la columna de mercurio o apague el termómetro (si es digital).
  • Limpie el termómetro con cuidado (con solución antiséptica o alcohol), séquelo bien y vuelva a colocarlo en su estuche.
  • Guarde el termómetro en un lugar alejado del alcance de los niños.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo tomar la temperatura a un bebé, te sugerimos que visites nuestra sección Enfermedades y prevención.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 33% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social