Todo sobre el síndrome Hikikomori

Qué es el síndrome Hikikomori

El síndrome hikikomori es una enfermedad psico-social en la que los afectados se aíslan socialmente de todo el mundo que les rodea de forma voluntaria, a menudo exagerada, llegando a no salir de casa durante años.

Por hikikomori nos referimos tanto al trastorno social como a las personas que lo sufren, esencialmente jóvenes japoneses, y en menor medida del mundo occidental.

Síntomas del hikikomori

La mayoría de afectados por este trastorno son jóvenes o adolescentes viviendo en casa de sus padres y que se aíslan en su habitación o alguna otra para no tomar, literalmente, ningún contacto con el mundo exterior. Quienes tienen esta conducta abandonan la escuela, no trabajan ni mantienen relaciones sentimentales.

Ninguna persona se convierte en hikikomori de la noche a la mañana, sino que va pasando por un proceso gradual: se empieza siendo un chico tímido normal, pasando a tener cada vez menos amigos, hasta encerrarse durante varios días seguidos, faltando a clases, a las actividades que hacía hasta ese momento, etc. Finalmente, un día el hikikomori decide no salir más de casa o incluso de su habitación, rehusando cualquier otro contacto social, a excepción de los familiares con que convive.

Otros síntomas incluyen dormir de día y pasarse toda la noche con el ordenador, conectados a Internet o jugando a videojuegos en línea. Además, presentan inseguridades, pérdida total de amigos y conocidos, depresiones, insomnio, mal humor e incluso amenazas de suicido cuando se insta al afectado a salir de entre sus cuatro paredes.

Efectos de esta enfermedad

Cuando un joven pasa meses o incluso años encerrado en casa sin ningún contacto social, son previsibles efectos importantes sobre su salud, tanto física como mental.

Físicamente, el cuerpo padece los efectos del reclutamiento voluntario, de no hacer ningún tipo de ejercicio físico ni llevar una dieta saludable, dado que la mayoría de hikikomoris comen de forma muy desequilibrada y no realizan ningún ejercicio practicable en casa, como puede ser fitness o levantar pesas.

A nivel mental, el joven afectado puede perder casi al completo sus capacidades sociales y de relaciones con sus congéneres, a la vez que experimenta sentimientos de culpabilidad e inseguridad. Es muy corriente que cuando decide abandonar su "cautiverio" no confíe en ninguna persona y le cueste mucho reintegrarse en la sociedad convencional. Además, es común desarrollar adicciones severas a Internet o a los videojuegos, e incluso trastornos mentales serios.

Cómo tratar el síndrome Hikikomori

Al ser una enfermedad nueva no es fácil dar con un tratamiento estándar. En Japón, donde se originó este trastorno social, se defiende que el joven debe salir de su aislamiento por sus propios medios y de forma progresiva, sin presionarlo y tratando de hacerle entrar en razón. Por el contrario, en los países occidentales, los expertos recomiendan una postura más firme y atacar el problema de raíz, obligando al joven hikikomori a salir de su habitación, por las buenas o por las malas.

Sea como sea, la ayuda médica profesional es siempre obligatoria.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Todo sobre el síndrome Hikikomori, te sugerimos que visites nuestra sección Salud Mental.

Esta nota te fue útil?
20 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social