Cómo Saber si una Idea es viable

Guía para Saber si una Idea es Viable

Saber si una idea es viable te abrirá muchas puertas y sobre todo, te permitirá conseguir el tan ansiado éxito. La mayoría de las pequeñas empresas cierran antes de los dos primeros años de vida, y esto se debe a que no han sabido crear un buen plan de negocios. Tú puedes evitar esto sin problemas, reduciendo notablemente el riesgo de fracasar.

Para saber si una idea es buena, en primer lugar deberás preguntarte si tú eres capaz de convertirte en un empresario. No todo el mundo tiene esa capacidad por más de que la mayoría responda que si al interrogante. Esta es una pregunta clave que no muchos se hacen y es por ello que suelen fallar, porque se dan cuenta que la vida en una empresa no es como imaginaban o soñaban.

Preguntas para saber si una idea es rentable. Analisis para saber si una idea de negocio es viable

© Depositphotos.com/AndreyPopov

Imagen 1. Al saber si una idea es viable tendrás más oportunidades de ganar dinero.

El perfil de un emprendedor nato y de un líder experto en llegar a su equipo es a lo que debemos prestar atención. Sin dudas, es lo que más influye al momento de conseguir el éxito. Entonces, antes de saber si una idea es viable debemos auto evaluarnos y ser completamente honestos con el resultado.

Si la idea es lanzar un proyecto basado en las relaciones públicas o comerciales y no te sientes capaz de hablar con la gente por tu timidez, entonces no triunfarás. Pregúntate si tienes las capacidades y habilidades necesarias para llevar a cabo este proyecto.

Preguntas para saber si una idea es viable

Una vez que hayas respondido al primer interrogante sobre cómo saber si una idea es posible de realizar, sería bueno que continúes con esta especie de cuestionario analizando las siguientes preguntas:

¿Estás dispuesto a dormir poco?

Un emprendedor se diferencia de los que tienen un empleo “formal” en muchas cosas, por ejemplo, en que no cumplen un horario. Pueden estar horas y horas trabajando, no poder descansar los fines de semana, no tomarse vacaciones, olvidarse de los feriados, perderse eventos importantes, etc. Entonces, debes saber que la energía personal es vital para que el negocio funcione.

¿Tienes experiencia en el sector?

Esto no es 100% imprescindible para que tu idea sea rentable, pero te puede ayudar sobremanera. La mayoría de los proyectos surgen en un entorno específico, después de conocer algo del tema. La mejor manera de aportar más valor a un área o mercado es desarrollar un producto o servicio que conozcas.

¿Sabes en qué consiste el negocio?

Para saber si una idea es buena, es fundamental tener bien en claro cuáles son sus características principales. Describe con precisión y al detalle todo lo relacionado a tu proyecto, analiza para qué y para quién está pensado, además de por qué puede ser valorizado entre los potenciales clientes.

Determina los productos que vas a ofrecer, el modelo de negocio, qué innovaciones brindarás, qué aportarás a la sociedad o a un grupo de personas, etc.

¿Cuáles son tus defectos y debilidades?

Nuevamente, para saber si una idea será exitosa debes analizarte a ti mismo. Esto se debe a que tu eres la “cabeza”, el capitán de este barco. Escribe una completa evaluación sobre tus puntos fuertes y débiles, porque esos también serán los de tu empresa o emprendimiento. De ti depende cambiar lo malo y reforzar lo bueno.

Si al hacer este ejercicio (pueden ser dos columnas diferentes) te das cuenta que hay más cosas negativas que positivas, no te alarmes ni te preocupes, quizás aún no sea momento de lanzar tu negocio. Piensa un poco mejor las alternativas a disposición. Por el contrario, si las fortalezas superan las debilidades, entonces puedes seguir adelante.

¿Qué necesidad cubre tu producto o servicio?

Para saber si una idea es posible de hacer también tienes que pensar en el público objetivo. Piensa en cómo son las personas a las que te diriges, qué hacen, qué quieren, qué esperan, qué les gusta, qué consumen, en qué gastan su dinero. Comprueba que no haya demasiada competencia a tu alrededor y si esto es así, busca la manera de ofrecer algo innovador. Es mejor hacer bien lo que los demás hacen mal que intentar lanzar un producto “de cero”.

¿Cuál es el mercado al que te diriges?

En este caso, sabrás si una idea es viable pensando en lo potencial, es decir, en quiénes serían tus clientes. Para ello tendrás que acudir al llamado “análisis de mercado”. Con él podrás averiguar si hay clientela dispuesta a pagar por lo que quieres ofrecer. Si la respuesta es afirmativa, luego tendrás que saber qué hacen, dónde viven y por qué comprarían tus servicios o productos.

¿Cómo es el cliente objetivo?

Arma una especie de “robot” de la persona ideal a la que le venderás. Puede ser una sola o varias, pero lo mejor es comenzar con algo más puntual y luego expandirte. Por ejemplo, hombres casados de 40 años que trabajan en el centro de la ciudad; mujeres solteras con niños pequeños; parejas que aún no tienen hijos; jóvenes de ambos sexos que están en la Universidad y viven con sus padres, etc.

Todas estas preguntas sobre cómo saber si una idea es viable te servirán para alcanzar el tan ansiado éxito en tu próximo emprendimiento.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Saber si una Idea es Viable, te sugerimos que visites nuestra sección Desarrollo Profesional.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social