Cómo Reemplazar Ingredientes Comunes

Cómo Reemplazar Ingredientes Comunes

A todos nos ha sucedido alguna vez: queremos preparar una comida sabrosa pero no tenemos lo necesario, y no sabemos con qué reemplazar esos ingredientes comunes sin afectar el sabor o la textura final de la comida.

Sabemos lo frustrante que es tener que dejar todo a medio hacer para ir con apuro a la tienda a comprar lo que necesitamos, la mayoría de las veces sólo para encontrarla cerrada y tener que dejar el platillo a media preparación. Pero ya no más de eso. Aquí te contamos cómo reemplazar ingredientes sin alterar el producto final.

Cómo reemplazar las harinas

Muchas preparaciones piden harinas de fuerza, común, leudante, polvo de hornear, bicarbonato de sodio… y cuando no los tienes, necesitas saber con qué reemplazarlos sin alterar la preparación final.

En reglas generales:

  • Cuando la receta pide harina leudante y no tienes, puedes reemplazarla por harina común con polvo de hornear y/o bicarbonato de sodio, harinas con levaduras, o con levadura seca o fresca, desgranada. Corrige de sal, ya que la harina leudante es salada.
  • ¿No tienes harina? Dependiendo de la receta, puedes reemplazarla por pan rallado (molido), avena triturada o fécula de maíz.
  • Si no tienes polvo de hornear, reemplázalo por 1 cucharadita de bicarbonato de sodio y ½ cucharadita de cremor tártaro. Esto equivale a una cucharadita del polvo.
  • Los almidones o féculas pueden reemplazarse sin problemas, y en las mismas cantidades. Reemplaza entre sí las féculas o almidones de patata, arrurruz, maíz u otros.
Guía para sustituir ingredientes de una receta. Consejos para reemplazar ingredientes comunes al cocinar. Sustituir azucar, jugos y otros ingredientes

© Depositphotos.com/oksixx

Imagen 1. Las harinas pueden reemplazarse entre sí, ajustando el nivel de sal y de contenidos leudantes

Uno de los mayores problemas al reemplazar ingredientes son los huevos. Dependiendo de la receta, puedes sustituir cada uno por 2 cucharadas de almidón de maíz, o por 2 cucharadas de semillas de lino trituradas, reposadas en ¼ de taza de agua.

Reemplazar ingredientes lácteos y dulces

En lo que respecta a lácteos, también hay otros sustitutos:

  • La leche puede reemplazarse por otras similares, como la de almendras, coco, soya, etc., y en recetas dulces, por jugos de frutas frescas o yogur.
  • El suero de leche puede obtenerse cuajando leche regular con una cucharadita de jugo de limón, y filtrando para usar el líquido.
  • Si necesitas reemplazar la crema de leche o nata, usa leche entera y agrega una cucharada de mantequilla fundida (para que solidifique un poco).
  • El queso blanco (queso untable) puede reemplazarse por yogur natural sin endulzar, o por crema agria y viceversa.

Cómo reemplazar endulzantes y edulcorantes

  • Los siropes pueden reemplazarse entre sí (de maple, de maíz, el que uses) en cantidades iguales, y también por melazas, miel o almíbar de azúcar espeso.
  • Los azúcares también pueden sustituirse entre sí, corrigiendo el sabor a tu gusto, entre azúcar blanco común, rubio, de caña, moreno y otros.
  • Los edulcorantes artificiales, cuyo uso desaconsejamos, pueden reemplazarse por otros en cantidades equivalentes, a tu gusto. Es mejor cambiarlos por miel u otros más naturales, como la caña de azúcar, pulpas y purés de frutas, la algarroba o la Stevia.

Cómo reemplazar jugos y salsas

  • Los jugos naturales se pueden sustituir por jugos concentrados o en polvo, si no tienes alternativa, y también por el almíbar de conservación de las frutas enlatadas.
  • La salsa de tomate se reemplaza con pasta de tomate diluida en agua, o por tomates frescos licuados y filtrados sin agua.
  • El jugo de limón por el de lima, de botella o el vinagre de tu sabor favorito, y viceversa.
  • También los vinagres se reemplazan entre sí en iguales cantidades (de arroz, de vino, de manzana, del que uses), pero ten cuidado con el sabor que aportan a las recetas.
  • Las salsas Worcestershire y la de soya se sustituyen entre sí, sin problema.
  • Los vinos secos se pueden reemplazar por caldos, mientras que los vinos dulces y licores por café o almíbar.

Ahora no tienes excusas para dejar de cocinar platillos sensacionales, repletos de sabor y sin que te importe qué hora o qué día es, por si la tienda está cerrada. Imprime esta lista para tenerla junto a tu recetario, y así sabrás cómo reemplazar ingredientes magistralmente sin que se modifique el sabor final de tu plato.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Reemplazar Ingredientes Comunes, te sugerimos que visites nuestra sección Trucos.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social