Remedios naturales para ahorrar en salud

Remedios naturales para ahorrar en medicamentos

Las gripes (gripas), resfriados y cuadros similares son bastante habituales en todos los hogares. Ya sea por cambios bruscos de climas, por exposiciones repentinas al sol, e incluso por situaciones emocionales o sentimentales, los problemas en los cuadros respiratorios superiores son bastante habituales, y solemos combatirlos con ayudas sintéticas y medicamentos algo costosos.

Pero, como siempre, te contamos en esta nota algunos remedios mucho más económicos y gentiles con todo tu organismo. Aprendamos algunas alternativas caseras y naturales para tratar estos males tan comunes, que atentan contra tu bienestar general.

La prevención, el primer paso para ahorrar en medicamentos

La prevención es siempre la mejor manera de evitar gastos asociados a la salud, y también sus malestares. Como método preventivo, siempre debemos estar adecuadamente vestidos, beber muchos líquidos, y mantenernos saludables. No es necesario que seas un deportista profesional: bien puedes tomar una simple caminata diaria, o hacer tres a cuatro horas de actividad física por semana, incluyendo todas las alternativas a tu alcance.

Luego, deberás mantener una alimentación adecuada, repleta de frutas y vegetales, bien balanceada, libre de aportes nocivos como grasas trans y saturadas (o de grasas en exceso), azúcares refinados, agregados artificiales y otros. Una alimentación saludable mantiene a tu cuerpo en óptimas condiciones de fortaleza para combatir cualquier enfermedad o malestar y, también, te hará sentir de maravillas.

Este es el último paso de prevención: el humor. Sentirte bien es un arma de defensa para la salud mental, y también la corporal. El estrés, las angustias, la depresión y la ansiedad debilitan tu sistema inmune y te dejan propenso a enfermedades y malestares. Pero está todo ligado en esta batalla: un cuerpo ejercitado y sanamente alimentado también será un “cuerpo más feliz” y, con ello y en combinación, un cuerpo menos propenso a las enfermedades.

Remedios caseros (y económicos)

De todos modos, si has caído presa de resfriados y malestares de este tipo, te recomendamos:

Remedios naturales contra la tos:

Lejos de los medicamentos antitusivos, la miel puede ser tu mejor aliado y, además, es más rica, natural, saludable y económica. Mezcla una cucharada de miel en una taza de agua caliente o de té (o alguna infusión) y bébelo hasta 4 veces por día. La miel humecta y recubre las membranas bronquiales, aliviando la causa del reflejo de tos. También recubre la garganta y el tracto digestivo, protegiéndolo.

Dolor en la espalda y el cuerpo:

Nada mejor en este caso que una ducha caliente y relajante. Puedes hacer baños de inmersión, agregando al agua unas rodajas de limón y hierbas de manzanilla o camomila. Tu cuerpo se sentirá aliviado y con menos tensión, dejándote listo para irte a dormir bien abrigado.

Dolor en la garganta:

Muchos estornudos y mucha tos pueden dejarte con la garganta adolorida, e incluso inflamada. En este caso, el mejor remedio casero es la simple sal. Mezcla sal y agua tibia y haz gárgaras, para retirar placas y malestares simultáneamente en la garganta adolorida.

Si el dolor persiste, puedes hacer gárgaras o beber una cucharadita de vinagre de manzana disuelto en un vaso de agua apenas tibia.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Recetas naturales para tratar males comunes y no gastar en medicamentos, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social