¿Qué puedes preguntar en una entrevista de trabajo?

Como entrevistados también tenemos derecho a preguntar y resolver algunas dudas que, incluso, pueden mejorar nuestra imagen en la entrevista laboral.

¿Qué puedes preguntar en una entrevista de trabajo?

Preguntas que puedes hacer en una entrevista laboral

Siempre que afrontamos una entrevista para un puesto de trabajo lo hacemos con un ligero miedo, especialmente acerca de las preguntas que el entrevistador nos puede hacer. No obstante, el propio candidato también puede preguntar varias cosas a su entrevistador: no únicamente para resolver dudas, sino también para mostrar confianza y seguridad. Sigue leyendo para averiguar varias cuestiones que puedes preguntar en tu próxima entrevista laboral.

Preguntar sobre la compañía durante la entrevista

Una buena pregunta que gustará a tu entrevistador es "¿Cómo describiría la cultura o filosofía de su empresa?". De este modo, nos interesamos más a fondo por un aspecto clave de la compañía y que normalmente no sabríamos si no es por alguien que trabaja allí.

¿Qué puedes preguntar en una entrevista de trabajo?
¿Qué puedes preguntar en una entrevista de trabajo?

Una buena pregunta que gustará a tu entrevistador es "cómo describiría la cultura o filosofía de su empresa".

Realizar una pregunta acerca de un día típico de trabajo en la compañía también suena interesante: si se viaja, si se opta por trabajos flexibles o más rígidos, etc., eso sí, siempre sin entrar a valoraciones críticas. Incluso puedes preguntar al entrevistador qué cree que es lo que distingue a la empresade sus competidores: denotará curiosidad y ganas de ayudar.

Preguntas sobre el trabajo en la entrevista laboral

Otras cuestiones que a lo mejor quieres saber son, por ejemplo, quién te formaría inicialmente en caso de obtener el trabajo, qué capacidades cree el entrevistador son indispensables para el puesto en cuestión, o cuál es la trayectoria típica de otros trabajadores de la misma posición. Pregunta sin miedo, no estás pidiendo nada descabellado ni incómodo de responder.

También puede ser conveniente pedir ejemplos de proyectos o acciones que se desarrollarían en caso de ser contratado (siempre que no se hayan explicado antes).

"Lo normal es que al final de cada entrevista se ofrezcan unos minutos para que el candidato haga sus consultas."

Preguntar al entrevistador

Este punto debe ser tratado con sumo esmero, puesto que ya no indagamos acerca de cuestiones relacionadas a la empresa, sino al entrevistador. Aún así, existen unas pocas cuestiones susceptibles de ser preguntadas y que dan un toque personal que suele valorarse, ejemplos de ello son: "¿A usted, por qué le gusta trabajar aquí?", o "¿De qué forma se comunica con sus subordinados (reuniones, correo electrónico, etc.)?". En caso de que el entrevistador sea personal específico del área de recursos humanos, conviene realizar esta pregunta refiriéndote al jefe de tu futuro departamento.
Otra cuestión interesante que resolver es si la empresa ofrece formación continua a sus empleados.

Referente al momento adecuado para realizar estas preguntas, lo normal es que al final de cada entrevista se ofrezcan unos minutos para que el candidato haga sus consultas u otras cuestiones que no le han quedado claras. Ése será, evidentemente, el momento apropiado para realizar dichas cuestiones.

Pero así como hay preguntas que podemos hacer durante la entrevista, hay otras que están totalmente prohibidas y que pondrían en riesgo nuestra candidatura. Para conocerlas, lee nuestro artículo "Qué no debes preguntar en una entrevista de trabajo".