Cómo prevenir la contaminación biológica

¿Qué es la contaminación biológica?

Un contaminante biológico es un ser vivo nocivo para la salud de las personas y que puede estar presente en el puesto de trabajo, afectando a los trabajadores, ya que esos peligrosos seres pueden ser desde gusanos apreciables a simple vista, hasta bacterias, hongos o virus, todos ellos dañinos para la salud.

Trabajos peligrosos para contraer virus

Aquellos empleos más propensos a este tipo de contaminantes son los relacionados con la sanidad (clínicas privadas, centros sanitarios públicos...), cría y engorde de ganado, fábricas de embutido, tratamiento de carnes animales y residuos, plantas de reciclaje, etc.

Tipos de contaminantes biológicos

Virus: Por una parte tenemos a los virus, seres que necesitan otros seres vivos para existir. Entre sus efectos pueden producir el SIDA o la hepatitis, y se encuentran sobre todo en clínicas y hospitales.

Bacterias: Son peligrosos seres microscópicos, más complejos que los virus, que pueden vivir por sí solos y que al entrar en contacto con humanos suelen provocar infecciones de todo tipo, además de tuberculosis.

Protozoos: Son parásitos que ingresan en los humanos produciendo diarreas y otros trastornos físico-internos, al igual que los hongos, otro tipo de parásito que entre sus efectos cuenta con daños en la piel. Estos últimos contaminantes pueden encontrarse en plantas de reciclaje, tuberías conductoras de agua, etc.

Gusanos: Son el único tipo de contaminante biológico apreciable a simple vista. Pueden producir trastornos como la lombriz solitaria y otros problemas intestinales. Se hallan sobre todo en mataderos y empresas cárnicas.

Cómo prevenir un virus biológico

Dependiendo de la empresa y del peligro concreto, el equipo de prevención suele adoptar un plan específico, aunque es posible establecer unas normas con carácter global.

La primera de ellas es la de controlar la higiene, tanto personal del trabajador (uso de guantes, limpieza con jabón desinfectante, utilización de mascarillas de seguridad...) como en el propio centro de trabajo, esto es, realizando completas limpiezas periódicas, utilizando desinfectantes e incluso contratando a personal especializado en limpieza industrial, ganadera o sanitaria.

Los controles médicos al personal son otra medida de prevención. En este caso, lo que se trata de evitar es la formación de enfermedades provocadas por contaminantes como los que hemos visto antes. Dependerá de cada país y cada empresa concreta la aplicación de la ley en ese sentido y la frecuencia de los controles.

Otra forma de prevenir eficazmente es educando al trabajador, ya que un empleado desinformado es mucho más propenso a contraer una enfermedad biológica. Antes de entrar en la empresa, se les debe ofrecer capacitación sobre los tipos de virus y bacterias que pueden afectarlo y los métodos de prevención.

Por último, el diseño y acondicionamiento del local de trabajo es imprescindible, y se debe hacer de tal forma que se eviten al máximo rincones profundos o de difícil acceso (se acumula más suciedad y humedad), instalando revestimientos fáciles de limpiar o hermetizando al máximo todo tipo de recipientes y armarios, entre otras medidas.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo prevenir la contaminación biológica, te sugerimos que visites nuestra sección Enfermedades y prevención.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social