Cómo prepararse para un discurso

Consejos para dar un discurso

¿Has sido elegido para decir las palabras finales del año?. ¿Debes dar un informe o dictar un seminario ante un grupo de personas?. Prepararse antes de dar un discurso puede ser la clave para el éxito en lo que se reconoce como el segundo temor más habitual en nuestras sociedades: el de hablar en público.

Cómo preparar el contenido del discurso

El discurso a dar debe ser cuidado y adecuado, en buen tono, cordial y respetuoso. Muchos prefieren comenzar con alguna broma, para romper el hielo y relajarse a sí mismos y a la audiencia. Si este es el camino que eliges, asegúrate de que sea un chiste apropiado para la situación particular: nadie caerá bien si en el templo comienza su discurso con un chiste de "Un cura, un rabino y un caballo entran a un bar..."

Preparando la lectura del discurso

Luego de escribirlo a conciencia, y de revisarlo apropiadamente, debes practicar el discurso para ir conociéndolo, empapándote de él. Esto facilitará luego la oratoria, pues irás anticipándote a los contenidos, sin necesidad de leer constantemente tus apuntes.

Practícalo algunas veces frente al espejo, primero leyéndolo y luego con notas de apuntes en las que escribas los puntos clave, a modo de guía. Analiza tu lenguaje corporal, o la imagen que proyectas. Luego, pídele a alguien que sea tu audiencia una o dos veces, para saber si se comprende adecuadamente, y si tu lenguaje corporal es el más apropiado.

Cómo estar relajado al dar un discurso

El mismo día que vas a dar el discurso, evita las emociones fuertes, como peleas, discusiones o situaciones de penurias que pudieran afectar tu humor. Procura mantenerte relajado y, si puedes, practica algún deporte para elevar tus energías y relajar tu mente.

Evita beber refrescos con gas o comer platillos que pudieran afectar tu digestión, aunque sí debes recordar beber agua y alimentarte bien: hasta el mejor discurso podría terminar en desastre si es interrumpido por un enorme gruñido estomacal.

Cuando finalmente llegues al momento de hablar frente al público, puedes calentar tu voz tras bambalinas o beber una infusión relajante antes, para así salir al escenario relajado. Confía en tu discurso y en su contenido, y relájate, habla normalmente a buen tono y volumen, sin apresurarte, sin gritar ni hablar mirando directamente al papel. Suéltate, se libre y procura dar el discurso como lo que es: un material que conoces mucho, como si estuvieras contándole una película a tus amigos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo prepararse para un discurso, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
19 valoraciones.
El 84% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social