Posturas Básicas de Yoga

7 posturas básicas de Yoga, para iniciarte en el camino del bienestar

Iniciarnos en el sendero del bienestar físico, emocional y espiritual puede ser tan sencillo como hacer estas posturas básicas de Yoga, cualquiera sea tu sexo, edad, condición física o estado emocional actual. Conócelas, apréndelas y practícalas para iniciarte en esta sensacional actividad, y así adentrarte en el mundo de la prosperidad total, desde casa y cuando puedas.

Ante todo, prepárate para cada sesión de Yoga en casa. Viste ropa cómoda y holgada, coloca una alfombra o toalla gruesa en el piso, a modo de mat o colchoneta, y procura hacerlo cuando no tengas interrupciones de otras personas, teléfono, u otras. Puedes tener música suave, propicia para la meditación, o también sonidos de la Naturaleza. Relájate, respirando profundamente con los ojos cerrados por unos minutos, dejando ir todos los pensamientos de tu mente. También es muy útil guardar silencio: hacerlo es conectarnos con nosotros mismos, es liberarnos por unos momentos de las ataduras de lo mundano.

Posturas de yoga para principiantes. 7 asanas del yoga para iniciarse en la práctica.
Imagen 1. Estas posturas básicas de Yoga son la entrada a un mundo nuevo de bienestar. ¡Practícalas a diario!

Pose de Yoga 1: Tadasana

Tadasana, o “postura de la montaña”, es una posición fuerte, que te conecta con tu poder interior.

Párate con los pies juntos, los brazos a los lados y las palmas hacia los muslos; eleva tu cabeza para que el mentón quede en paralelo al piso, la mirada al frente. Endereza tu espalda y lleva los hombros hacia atrás y abajo, lejos de tus orejas. Respira profundamente, mientras sientes todo tu cuerpo erecto, fuerte, sabio y energizado. Permanece en la pose, concentrando tus energías para el siguiente movimiento o para retomar tus actividades.

Pose de Yoga 2: Svanasa

Adho Mukha Svanasa, o “postura del perro boca abajo”, es una pose relajante y energizante a la vez.

Colócate con los pies separados a la altura de los hombros, bien posados en el piso, y las palmas de las manos bien apoyadas, a cierta distancia para que tu cuerpo tome la forma de una tienda de campaña o un triángulo. Mantén la espalda siempre recta, bajando los hombros hacia el piso tanto como puedas pero sin provocar dolor alguno. Respira profundamente mientras te sientes energizado y vital.

Pose de Yoga 3: Vrksasana

La “postura del árbol” nos conecta con la energía del todo, y ayuda a relajar la mente.

Comienza en la pose de la montaña. Respira profundo y, mientras exhalas, flexiona levemente la rodilla derecha mientras llevas la planta del pie izquierdo hacia el interior de la pierna derecha, a la altura del muslo o más abajo. Inspira y eleva los brazos, estirados y por los lados del cuerpo, hasta llevarlos hacia arriba de tu cabeza, con las palmas enfrentadas entre sí como en oración. Respira manteniendo la pose, concentrando tus energías. Luego, vuelve a la pose original, y repite con la otra pierna.

Pose de Yoga 4: Trikonasana

La cuarta de estas posturas básicas de Yoga es la “del triángulo”, que estira los músculos y relaja el cuerpo.

Ponte en la pose de la montaña, inspira y, mientras exhalas, da un paso al costado con el pie derecho, separando tus pies aproximadamente un metro. Gira el pie derecho 90° hacia fuera, y acomoda el pie izquierdo para tener equilibrio y comodidad. Inspira mientras elevas los brazos a la altura de los hombros, estirados, en paralelo al piso. Mientras exhalas, inclina tu cuerpo hacia el lado y abajo, para que tu mano derecha se pose en tu espinilla derecha, y tu mano izquierda quede apuntando al techo, girando la cabeza hacia el techo al mismo tiempo. Respira con calma, luego vuelve a la pose original, y repite con la otra pierna.

Pose de Yoga 5: Setu Bandha Sarvangasana

“El puente” es una pose de estiramiento y meditación.

Recuéstate de espaldas en el piso, con las rodillas flexionadas y los pies bien posados, separados a la altura de las caderas. Estira los brazos a los lados del cuerpo, posados en el piso, con las palmas hacia abajo. Mientras inspiras profundamente, eleva las caderas hacia el techo, tanto como te sientas a gusto, sin hacer fuerza con la nuca o los hombros. Respira mientras relajas la mente y el cuerpo, y vuelve a la pose original mientras exhalas.

Pose de Yoga 6: Bhujangasana

La “postura de la cobra” es ideal para concentrar el enfoque y las energías.

Recuéstate en el piso, boca abajo, con los empeines posados en el piso y los pies algo separados. Flexiona los codos y lleva las manos hacia adelante, posando los antebrazos en el piso y las palmas de las manos a la altura de los hombros, aproximadamente. Mientras inhalas, estira los brazos para despegar los hombros del suelo, sin mover las caderas ni separarlas del piso. Mira al frente, inhalando y exhalando en calma, y luego exhala para volver a la pose original.

Pose de Yoga 7: Balasana

La última de estas posturas básicas de Yoga es la “pose del niño”, para relajarte, ideal para culminar una sesión.

Arrodíllate en el piso, sentándote sobre tus talones, con los empeines posados en el piso. Manteniendo la espalda erguida aunque cómoda, inhala y exhala llevando el cuerpo hacia adelante, bajando el pecho tanto como puedas hacia el piso. Extiende tus brazos hacia el frente, las palmas en el piso, y apoya la frente si puedes hacerlo. Relaja el cuerpo completamente, respirando profunda y serenamente, manteniendo la pose tanto tiempo como quieras.

Con estas 7 posturas básicas de Yoga podrás iniciarte en esta práctica, o utilizarlas para relajarte cuando lo necesites, y encaminarte hacia el bienestar.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Posturas Básicas de Yoga, te sugerimos que visites nuestra sección Ejercicios.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social