Cómo ocultar los cables de una habitación

Una idea original para ocultar los cables

Aunque mucho nos gustaría contar con todo el cableado del hogar empotrado u oculto en los muros, lo cierto es que estamos constantemente haciendo cambios, moviendo los artefactos, y creando nuevas tomas eléctricas que sólo dejan más y más cables a la vista. Pero hoy te traemos una buena idea para mantenerlos fuera de la visión de todos, de un modo decorativo: vamos a hacer un propio cerco de pared.

Se trata de un cerco de tablillas de madera u otros materiales que se sujetan al zócalo en el extremo inferior de las paredes de las habitaciones. Ya que este cerco se coloca sobre el zócalo, queda un centímetro de separación con la pared por donde haremos pasar todos los cables, dejándolos a mano, pero lejos de la vista.

Imagen 1.

Cerco "oculta cables": Primeros pasos

Para crear este cerco y ocultar los cables, debemos determinar la pared a cubrir con esta técnica, es decir, debemos medir el largo de las paredes de la habitación. Luego, seleccionamos en el mercado o mandamos a cortar tablillas de madera del ancho deseado, en el formato y dimensiones que consideremos apropiado, para establecer así las cantidades y preparar las tablillas con anticipación.

Las tablillas del cerco

Lo ideal y más económico será mandar a cortar tablas en una madera delgada o en planchas delgadas de algún aglomerado, de no más de 5 mm de espesor, para crear una terminación decorativa. Las tablitas no deben superar la altura del zócalo por más de 20 centímetros en las habitaciones más amplias, aunque lo ideal es que tengan la altura del zócalo, más 15 cm excedentes hacia arriba.

Ya cortadas las tablas en la cantidad necesaria, contemplando el ancho de cada pared, el ancho de las tablas, y un centímetro de separación entre una y otra tablita, debes pintar prolijamente todo el cerco, una tabla a la vez. De ser posible, pinta en el mismo color que el cerco, o en el estilo, color y diseño que prefieras, a partir de la decoración de la habitación en cuestión.

Colocación del cerco

Comienza desde una esquina de la habitación. Para colocar las tablas sobre el zócalo, puedes utilizar pegamento de silicona caliente, o bien cintas adhesivas de doble contacto. Esto se debe a que si utilizas pegamentos de mayor potencia, si llegaras a necesitar retirar las maderas en alguna oportunidad (por ejemplo, para pintar la habitación) podrías alterar el estado del zócalo o de las tablas.

Al llegar a una esquina, si el tamaño no fuese suficiente para una tabla del cerco completa, recórtala en el tamaño específico y coloca ambas piezas, en una y otra pared de esta esquina. Ello dará un aspecto más integral y decorativo que si fuera sólo un trozo de tabla, y continuando luego por una tabla completa en la otra pared.

Ya colocado, a esperar

Una vez adheridas las tablas con cinta adhesiva de doble contacto o con silicona caliente, espera al menos una hora para que el pegamento se fije adecuadamente. Ya bien frío y sujeto, puedes simplemente ir acomodando los cables por detrás de los cercos, haciéndolos salir de sobre el zócalo y hasta el artefacto por una de las separaciones entre las tablitas.

Ahora sí, tus cables están a la mano, pero sin estar a la vista ni al alcance de los pies, de las mascotas, de niños que gatean ni de tropezones o enganches con los elementos de limpieza.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo ocultar los cables de una habitación, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 60% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social