Cómo lograr una alimentación sana y equilibrada

Cómo llevar una dieta y una vida saludable

Llevar una dieta y una vida saludable no es complicado, si empezamos a cambiar algunos hábitos no muy saludables por otros mucho más beneficiosos para nuestro organismo.

  • Una de las premisas fundamentales para lograr una alimentación equilibrada, no saltear las comidas. Las cuatro comidas principales: desayuno, almuerzo, merienda y cena no deben evitarse bajo ninguna excusa. Si nuestra intención es bajar de peso, esa no es la solución, ya que como tendremos más apetito seguramente comeremos mas de lo debido. Lo ideal es respetar las 4 comidas y si queremos bajar de peso, simplemente disminuyendo un poco el volumen de los alimentos que ingerimos.
  • La variedad de alimentos que ingerimos es otro punto importante a tener en cuenta. La alimentación debe ser balanceada, debemos consumir alimentos nutritivos que contengan las diferentes vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita para desarrollarse sin complicaciones.
  • Un peso normal ayuda a mantener la proporción de grasa aconsejable. Si tenemos dudas con respecto a nuestro peso, ya sea que se encuentre por debajo o por encima del ideal, lo mejor es acudir a una nutricionista para que nos asesore y nos aconseje.
  • Debemos evitar el colesterol en sangre, es decir, controlar los excesos de grasa saturada. Para eso hay que evitar el consumo de huevos, vísceras, manteca, etc. Es conveniente cocinar los alimentos a la plancha, usar aceites vegetales, consumir lácteos descremados, carnes magras, pescados y aves.
  • También es muy beneficioso ingerir alimentos que contengan un alto grado de fibra vegetal y sean ricos en hidratos de carbono. La opción de diferentes tipos de panes, verduras, ensaladas, cereales y legumbres es ideal.
  • Evitar el exceso de azúcar es un factor importante, pero no significa eliminarla completamente, ya que es necesaria su presencia en bajas dosis en nuestro organismo porque es una fuente de carbohidratos. Para que estos carbohidratos se asimilen en nuestro cuerpo desde otras fuentes, podemos consumir cereales, arroz, pan, galletas, y pastas.
  • Lo ideal es evitar totalmente el consumo de alcohol, pero como esto suele ser imposible, sobre todo cuando se asiste a reuniones, recomendamos dejar el consumo del mismo para los acontecimientos. Si solemos beber a diario, no hay que hacer más de tres consumiciones por día.
  • La sal tampoco es una compañera ideal de la salud. Solo es excusa para consumir alimentos salados luego de haber realizado una actividad física o esfuerzo físico considerable. En el resto de los alimentos debemos evitar el consumo de la misma o hacerlo en cantidades mínimas.
  • La actividad física es considerada totalmente provechosa para toda persona. La misma deberemos realizarla teniendo en cuenta nuestra edad, preferencias y físico. Si volvemos a hacer actividad física luego de un tiempo prolongado, debemos comenzar despacio, con suavidad y sin excesos, ya que podríamos lastimarnos.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Gracias por leer Cómo lograr una alimentación sana y equilibrada, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
15 valoraciones.
El 80% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social