Cómo limpiar pisos laminados

Consejos para limpiar y cuidar los pisos laminados

Pocos revestimientos son tan bellos y vistosos como los pisos laminados, aunque una inadecuada técnica de mantenimiento puede dejarlos con rayones, suciedad y manchas. Para prevenir que esto suceda, tenemos estas recomendaciones de limpieza y mantenimiento para darte.

Prevenir rayas y marcas en el piso laminado

Coloca moquetas y alfombrillas en los accesos a la residencia, para limpiar la suciedad de las huellas al entrar. También puedes instalar burletes y escobillas de goma o espuma sintética en la luz inferior de las puertas y en las ventanas, evitando el ingreso del polvillo.

En el uso diario, evita caminar con tacones finos, botines deportivos, o arrastrar muebles y rueditas (como el equipaje o las mochilas escolares). Coloca recortes de corcho o de felpa debajo de las patas de los muebles para prevenir rayones.

Cuidado diario de los pisos laminados

Evita que se acumule el polvillo del ambiente en tus pisos laminados; una limpieza diaria o cada dos días puede ser suficiente, pues así la suciedad no ingresará en las pequeñas grietas y recovecos porosos. Para ello, bastará con pasar el lampazo (fregona, haragán) en seco o humectado con producto renovador de pisos laminados, o bien usar la aspiradora con la escobilla de cerdas suaves, que no dejará rayones y eliminará cualquier suciedad.

Si se vuelca líquido sobre el piso laminado, éste los repelerá de buen modo. Sin embargo, y para evitar manchas, lo mejor es colocar por encima paños o papeles absorbentes y quitar toda la humedad velozmente, pues al secarse, el líquido podría dejar residuos minúsculos que se adhieran al material del laminado.

Limpieza profunda y brillo de pisos laminados

Evita el uso de ceras y pastas de brillo en los pisos laminados, pues suelen dejar una capa que facilita la acumulación de la suciedad. Lo mejor es hacer una limpieza profunda, una vez por mes o con la regularidad que prefieras, con una solución de tres cucharadas de vinagre blanco de alcohol en 4 litros de agua limpia, aplicándolo con rociador y pasando la mopa o un trapo suave por la superficie.
Luego, repasa nuevamente con sólo agua (para quitar los residuos y el aroma del vinagre) y finalmente con un paño de algodón para dar buen brillo.

Para dar mejor brillo a los pisos laminados, lo mejor es mantenerlos bien limpios y repasar con lampazo o paños suaves, frotando suavemente. Los productos de brillo comerciales dejan residuos, mientras que los otros sistemas de limpieza pueden rayar su superficie. La aplicación de ceras, barnices de madera y barnices marinos terminan por dejar el piso opaco y carente de su esplendor: un mantenimiento preventivo diario será todo lo que necesitas para que tu casa brille desde abajo hacia arriba, y se mantenga siempre impecable.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo limpiar pisos laminados, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?
25 valoraciones.
El 76% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social