Cómo limpiar las orejas de tu mascota

Limpieza de las orejas de los animales

Los perros cuyas razas presenten orejas largas y caídas, son los que más necesitan un estricto control y aseo de sus orejas, ya que suelen sufrir de mas infecciones que las otras razas.

También hay razas que poseen pelos en su conducto auditivo, lo ideal en estos casos, es cortar ese pelo acudiendo a un profesional si no creemos poder hacerlo nosotros mismos.

Por eso, te aconsejamos que cuando adquieras a tu cachorrito, le preguntes al veterinario las características de su raza. Esto no quiere decir que los demás perros estén totalmente eximidos de sufrir otitis, todos tienen la misma posibilidad si no llevamos a cabo un buen aseo.

Debes controlar que el pabellón auditivo se encuentre siempre seco y eliminar la cera, para que no se formen tapones que puedan albergar bacterias que producirán futuras infecciones.

Consejos para limpiar las orejas de nuestras mascotas

  • Lo ideal es limpiar las orejas de nuestro perro cada tres semanas, para asegurarnos la buena salud de los oídos de nuestra mascota.
  • Para limpiarlas sin lastimar a nuestro perro, hay que hacerlo con cuidado, suavidad y paciencia.
  • Para limpiarla necesitaremos un poco de algodón, embebido en algún producto que te haya recomendado tu veterinario de confianza. No utilices hisopos o cotonetes, éstos generalmente empujan la cera mas adentro en vez de limpiar. Un algodón será suficiente.
  • Si vas al veterinario, te aconsejará el uso de gotitas para limpiarle bien el conducto auditivo. Para colocarle las gotitas a tu mascota, hay que estirar el pabellón auditivo hacia arriba, introducir un poco el frasco (cabeza abajo), y echar las gotitas indicadas. Luego le realizas unos masajes desde la parte de afuera del conducto auditivo, para asegurarnos que las gotitas entren hasta lo más profundo posible.
  • Cuando comience a aparecer el líquido, lo irás retirando y eliminando con ayuda del algodón.

¿Cómo puedes darte cuenta que tu perro ya tiene una infección en su oído?

Pues es muy sencillo, solo presta atención a las siguientes actitudes que puede llevar a cabo tu perro.
  • Mover la cabeza con frecuencia.
  • Ladear la cabeza hacia el mismo lado.
  • Tiene la oreja roja.
  • Se rasca o queja con frecuencia.
  • Trata de colocar su pata sobre su oreja.

En estos casos, no toques su conducto auditivo porque se encontrará inflamado y le producirás dolor, acude al veterinario y describe los síntomas, el sabrá como ayudarlo y te indicará el tratamiento adecuado para eliminar la otitis.

Nota: Si no limpias ni controlas sus orejas de manera periódica, corres el riesgo de que tu perro termine sufriendo de un tumor u otitis crónica. La otitis crónica le producirá continuos dolores que pueden poner a tu perro irritable y cambiarle totalmente el carácter, con las consecuencias que eso acarrea.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo limpiar las orejas de tu mascota, te sugerimos que visites nuestra sección Mascotas.

Esta nota te fue útil?
74 valoraciones.
El 91% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social