Cómo limpiar los ojos de las mascotas

Cómo limpiar los ojos de las mascotas

Cómo limpiar los ojos de las mascotas

© Depositphotos.com/photo-deti

Una manera de entablar un buen vínculo con tu mascota y de paso higienizarla, es limpiando sus ojos. En esta nota te damos algunas sugerencias.

A menudo los ojos de nuestras mascotas suelen ser víctimas de enfermedades, o por diversos motivos tienen lagañas y suciedades que no sólo afean su aspecto, sino que los incomodan bastante. A razón de ello, las mascotas suelen fregar sus ojos con sus patas, pudiendo crear un problema serio. Por ello, antes de recurrir a remedios, será mejor hacerles un cuidado dedicado, aprendiendo a limpiar sus ojos de manera sencilla y natural.

Al igual que con nuestros ojos, la solución fisiológica es un gran remedio para tener a mano a la hora de limpiar y prevenir suciedades y enfermedades. Si se lo quieres aplicar en gotas, siempre consulta antes a tu veterinario, ya que la limpieza no será igual de efectiva si existe alguna condición médica en particular. También puedes usar la solución fisiológica aplicándola sobre un algodón y frotando suavemente sobre los ojos, para eliminar las suciedades. Ten mucho cuidado al hacerlo, puesto que tu mascota puede no estar tan de acuerdo y ante esto reaccionar de mala manera.

Te puede interesar: Cómo limpiar el pelo de nuestras mascotas en el hogar

Otra forma de mantener los ojos de tus mascotas bien limpios y sanos es higienizarlos a diario o periódicamente con manzanilla. Para eso, puedes hacer un té de manzanilla (ya sea en sobre o en hebras) y dejarlo entibiar. Luego conserva en un frasco en la heladera por algunos días, para no tener que prepararlo a diario.

Con este preparado humedece un algodón o una compresa (por ejemplo, un algodón envuelto en una gasa) e higieniza los ojos de la mascota, frotando suavemente de arriba hacia abajo y de adentro hacia fuera, sin producir dolor ni molestia. Debe ser casi una caricia, repitiendo la operación las veces necesarias.

Ten en cuenta que si hay una lagaña producto de la eliminación de la suciedad que ha ingresado al ojo, ésta puede tener una consistencia semi rígida. Por ello, procura ir eliminándola de a poco, repitiendo la operación suavemente, y siempre teniendo cuidado hacia el perro, el gato o la mascota en cuestión.

Algo importante a tener en cuenta es usar un algodón o compresa diferente para cada ojo. Recuerda que si hay alguna afección médica, ésta puede estar presente sólo en un ojo, y al repetir el uso del algodón o la compresa en ambos ojos, corremos el riesgo que contagiar al ojo sano.