La mejor postura para cuidar tu cuerpo

Una buena postura para el cuerpo

La postura que mantienes a lo largo del día puede mejorar tu calidad de vida, o también desmejorarla en gran medida. No es una cuestión de mera estética; una buena posición alivia tu musculatura, mejora la oxigenación y tu circulación sanguínea, y propicia el mejor funcionamiento de todos los órganos del cuerpo.

La postura encorvada hacia delante

Cuando te sientas frente al ordenador o a hacer tus actividades, la espalda tiende a arquearse levemente hacia delante, como si tuvieses una mínima joroba en la parte superior. Esto es perjudicial para muchos sistemas y órganos de tu cuerpo. Por un lado, la espalda se tensa, los músculos se contraen y esto perjudica la correcta circulación sanguínea. Por otro lado, la mala postura y la tensión en las cervicales superiores restringe la irrigación al cerebro, mermando su oxigenación y dejándote aletargado y somnoliento.

Encorvar el cuerpo hacia delante también minimiza el espacio de funcionamiento de tus órganos internos. Al empujar el tórax, los pulmones tienen menos espacio de movilidad, lo que te lleva a respirar con menor cantidad y calidad, mientras que el estómago empuja al diafragma y a otros órganos, perjudicando su trabajo.

Cómo lograr una buena postura al sentarse

Cuando te sientes por períodos prolongados (o todo el tiempo), asegúrate de contar con un asiento amplio, mullido, de altura correcta y con soporte para la espalda y los brazos, lo que te ayudará a mejorar la postura. Mantén tus pies posados en el piso, planos y a la altura de separación de tus caderas, o bien en el descanso de pies si se tratara de una silla alta o banqueta.

Evita cruzar las piernas, permitiendo que la sangre fluya adecuadamente por toda la extremidad, y que los tobillos queden siempre por delante de las rodillas. Éstas deben permanecer a la altura de separación de las caderas en todo momento.

Relaja los hombros y llévalos hacia atrás. Eleva la cabeza, imaginando que tuvieses un hilo atado al tope de tu cráneo que tira hacia arriba. Tu mentón debe quedar paralelo al piso y la mirada al frente, no hacia delante ni hacia atrás. Para ello, relaja también la espalda y apoya los brazos en los descansos, manteniendo los antebrazos paralelos al piso, sobre los muslos o la mesa.

Cada tanto mueve tu cuerpo, levántate y da algunos pasos, estira la espalda y los brazos, y renueva la postura, recordando mantenerla.

Cómo lograr una buena postura al estar de pie

Al permanecer de pie, procura tener calzado adecuado, plano, con un mínimo de plataforma o con suela abultada y confortable, olvidando los tacones altos. Mantén el peso bien distribuido en toda la planta de ambos pies, los cuales deberán permanecer algo separados entre sí y con las puntas hacia el frente y afuera, levemente.

Las rodillas no deberán permanecer totalmente estiradas, sino apenas flexionadas y relajadas. Para ayudar a la postura, puedes hacer una leve rotación de la cadera y la pelvis hacia el frente. Los brazos también deben quedar colgando hacia delante y los hombros relajados y hacia atrás, para enderezar la espalda y colaborar en su mejor postura. La cabeza, nuevamente, debe quedar nivelada, con el mentón paralelo al piso y la mirada al frente.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a La mejor postura para cuidar tu cuerpo, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
7 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social