Cómo Digitalizar Negativos
Inicio - 12911 Artículos
Aprendizaje - 588 Artículos
Arte y Cultura - 64 Artículos
Manualidades - 565 Artículos

Cómo Digitalizar Negativos

Versión para imprimir.

Volver a Cómo Digitalizar Negativos
(Solo se imprimirá lo que está dentro de las lineas de color naranja)
Cómo Digitalizar Negativos
¿Quieres recuperar tus viejas fotos? Aprende a digitalizarlas usando tu móvil, sin tener que imprimir las fotos en papel. ¡Es muy fácil!
Artículo extraído de www.comohacerpara.com

Método Casero para Digitalizar Negativos

Para volver a disfrutar de esas viejas fotos de tu infancia y almacenarlas en tu móvil u ordenador, ya no necesitas imprimirlas con todas esas dificultades y altos costos: ¡puedes digitalizar los negativos fácilmente con un dispositivo que harás en casa!. Sólo necesitas tu móvil, y un programa de edición de imágenes en el Smartphone o en la PC. ¡Manos a la obra!

Lista de materiales

Crear un dispositivo casero para digitalizar negativos requiere de algunos pocos materiales:

  • El móvil o una cámara fotográfica digital
  • Adhesivo en barra (o cola blanca)
  • Cúter (trincheta, cuchillo de precisión)
  • Superficie para cortes (un vidrio, una mesa de trabajo, lo que tengas)
  • Regla y lápiz, o marcador de punta fina
  • Cartulinas blanca y negra
  • Una pequeña caja (una de zapatos funcionará a la perfección)
  • Un rotulador negro, o pintura acrílica negra

Pasos para digitalizar negativos

El primer paso es preparar los negativos fotográficos revelados, pues usaremos uno como molde para nuestro dispositivo casero. Puedes usar uno dañado, velado o que no lamentes “perder”, o bien ten extremo cuidado al manipularlo y no lo toques en la imagen con los dedos, para no alterar la calidad. Luego, sigue este paso a paso muy fácil:

1. Pon la tapa de la caja de zapatos sobre la superficie de corte y, en su lado interno, coloca el negativo que usarás como “molde”.

2. Con el lápiz marca el ancho y largo de un fotograma (la sección de una fotografía de tu tira de negativo), asegurándote de marcar sólo la parte de la imagen, y no de la tira del negativo (normalmente será de 26x34mm). Usa la regla y la trincheta para cortar este pequeño rectángulo de la tapa de la caja, correspondiente sólo a la imagen y no a la tira de la película.

3. Pon adhesivo en ambos extremos del interior de la tapa de la caja, y adhiere una hoja de cartulina de modo de que quede “elevada” sobre la caladura, como si le estuvieras poniendo un “techo”.

4. En otra cartulina blanca, marca un tamaño correspondiente a un largo de 10 cm y tres anchos de la tira del negativo. Ya que el ancho suele ser de 35 mm, deberás cortar un rectángulo de 100x105mm, marcando sectores de 35mm. Pliega ambos lados de la cartulina hacia el centro, de modo de solaparlas entre sí. Quita 1 cm en un extremo de las dos solapas, pon adhesivo sobre una y adhiere la otra por encima: crearás una especie de sobre por el que las tiras de negativo pueden pasar fácilmente, asomando por los lados para poder moverlas.

5. Al centro de este sobre vuelve a dibujar el tamaño del fotograma (26x34mm), y quítalo usando la regla y la trincheta. Así, la tira de negativo pasará por dentro del “sobre”, dejando sólo un fotograma visible por esta “ventana”.

6. Usando un rectángulo de cartulina negra de 7x20cm, pliega para formar un tubo cuyo diámetro sea mayor al de la “ventanita” creada (aproximadamente; unos 5-6cm de diámetro y 6-7cm de alto). Haz varios pequeños cortes en uno de los lados del tubo (de no más de 1 cm) y pliégalos hacia afuera, para crear una base de apoyo (imagina que estás haciendo las alas de un sombrero).

7. Pon la caja en la mesa, con la tapa cerrada, y adhiere el “sobre” en la cara exterior de la tapa, haciendo coincidir ambas “ventanitas” recortadas.

8. Pon adhesivo en las “alas” creadas en el tubo, y adhiere sobre la caja y el sobre, rodeando las “ventanitas”.

9. Con el rotulador o la pintura acrílica, pinta la caja, el sobre y todo lo que se vea por dentro del tubo de color negro.

10.  Quita la tapa y pon una fuente de luz dentro de la caja. Puedes usar una linterna o una vela a baterías (¡nunca de fuego!), o una simple instalación eléctrica con una lamparilla de bajo consumo. Vuelve a colocar la tapa.

11.  Pasa una tira de negativo por el sobre, colocándola de modo que quede sólo un fotograma bien “acomodado” en la ventanita. Enciende la luz dentro de la caja, y apaga las luces de la habitación. Deberías poder ver claramente la imagen del negativo dentro del tubo.

12. Pon la cámara del móvil, del ordenador o una cámara digital sobre el tubo, verificando que no queden aberturas por donde se cuele la luz (puedes cubrir con una tela negra u oscura, gruesa) y toma la fotografía digital del negativo sin usar el flash y verificando el enfoque y la nitidez para cada foto. Ve “jalando” el negativo por dentro del sobre, para sacar fotos a todos los fotogramas de esa tira de negativos, y luego pasa al siguiente, trabajando en cadena.

Si te ha resultado bastante complicada la explicación, te recomendamos este video de Youtube donde pueden verse todos los pasos.

Dando color a los negativos

Ya que tengas todas las fotos de los negativos, usa un software de edición fotográfica para darles el formato final. Para eso, pasa todas las capturas al ordenador (si vas a editarlas allí) y abre las imágenes en un programa como Photoshop u otro similar (para la siguiente fase usaremos este programa como estándar, ajusta los comandos según el software que uses):

13. Con la foto en pantalla, rota y recorta para dejar visible sólo la imagen. Copia toda la imagen (CTRL+A, CTRL+C) y pégala en un nuevo documento.

14. Con el nuevo documento activo, invierte la imagen (CTRL+I) y ve a Imágenes- Ajustes – Niveles automáticos, y luego Imagen – Ajustes – Color automático

¡Y ya lo tienes!. Ahora puedes retocar colores, brillos y hasta dar efectos, o conservar tus viejas fotos con esta técnica casera para digitalizar negativos sin necesidad de imprimir las imágenes.

Artículo extraído de www.comohacerpara.com
Contáctanos | Términos y condiciones
Cómo Digitalizar Negativos - Versión para imprimir