Ideas para Levantar el Ánimo

Tips para Subir el Ánimo Rápidamente

Todos en algún momento tenemos un humor de perros que no nos deja disfrutar de nuestros días, de igual modo que todos necesitamos tener nuestro paquete de ideas para levantar el ánimo en cualquier momento y lugar. Y eso es precisamente lo que te proponemos aquí: tener recursos de emergencia para poner en marcha cuando tu humor esté por el piso.

Toma nota de estas ideas y ponlas en práctica; verás que el sol vuelve a brillar sobre tu cabeza… al menos en su interior.

Ideas para levantar el ánimo cuando estés en casa

Si estás en tu hogar, sin miradas ajenas a tu alrededor, una buena idea para levantar el ánimo es declararle la batalla a eso que te está poniendo de mal humor. Por paradójico que suene, llorar a rienda suelta es una buena técnica, igual que golpear alguna almohada, y lanzar uno que otro insulto. Pero no tomándolo a la ligera ni como tu nuevo estado de espíritu: propón un tiempo, digamos: 35 minutos, tiempo suficiente para  expresarte, liberarte y no malgastar toda una tarde de tu día.

Ideas simples para levantar el ánimo. Tips para levantar el ánimo en cualquier momento y lugar. Consejos para levantar el ánimo

© Depositphotos.com/piotr_marcinski

Imagen 1. Si estás en casa y necesitas levantar el ánimo, enciende la radio y baila como si nadie te viera. ¡Te sentirás mejor en segundos!

Dedica los siguientes 35 minutos a llorar, golpear o insultar, programando tu reloj de cocina o cualquier alarma. En ese tiempo no te frenes de expresar ira, pena, frustración o los sentimientos negativos que tengas dentro, incluso es recomendable hacerlo a todo vapor. Y cuando suene la alarma programada deja ir todo eso, lava tu cara y tus manos con agua fría, y sigue adelante con tu vida. Verás que te sientes mucho más relajado, libre de lo negativo, y listo para recuperar el buen humor.

Otra idea es apelar a los recursos “de siempre” de un modo más positivo. Por ejemplo, enciende tu reproductor de música con tu canción favorita de la infancia y baila “como si nadie te viera”, o toma una larga ducha caliente, canta a viva voz, toma un bloque de poliestireno y destrózalo en un millón de burbujitas blancas, lentamente, sin ira sino disfrutando de la experiencia (también sirve reventar las burbujas del papel de envolver, prestando atención a cada sonido y rompiéndolas una a una). Te ayudará a liberar la ira y el estrés, y te hará levantar el ánimo rápido.

Cómo subir el ánimo cuando estas fuera de casa

En la tienda, en la oficina, en el carro o donde sea que necesites levantar el ánimo rápidamente, también puedes poner en práctica algunas de estas ideas. Una de ellas es la de recordar imágenes graciosas, momentos de risas de tu propia historia personal, intentando recuperar el humor positivo. Si te cuesta hacerlo, apela a las películas cómicas: elige un momento específico de un filme que te haya hecho reír a carcajadas, y descarga sólo ese sector en tu Smartphone. Cuando te sientas de mal humor, mira las imágenes y verás que tu mente olvida lo negativo y se pone a reír contigo.

Cuando estés, por ejemplo, en tu oficina, aprovecha el tiempo de soledad para escribir en un papel los pensamientos negativos y las causas de tu mal humor. Escríbelos con detalles, en letras grandes, deja que todos tus pensamientos y sentimientos salgan de tu mente y se plasmen en el papel. Cuando termines de hacer tu lista: toma la hoja, arrúgala tanto como puedas, y bótala a la basura. Si puedes, hazlo jugando un poco, imaginando que eres una estrella del básquetbol que encesta sus malos pensamientos en el bote de la basura, dejándolos ir para siempre. Repite conforme consideres necesario, y verás que tu mente comienza a liberarse de estos malos pensamientos que te provocan mal humor.

Si la mala situación la vives mientras hablas con algún empleado mal agestado, o cuando no puedas mirar tu móvil o escuchar música, procura cambiar el enfoque de las cosas. Tose algunas veces y pide al malhumorado en cuestión que te convide con un vaso de agua: aprovecha estos segundos en los que se ausenta para respirar hondo, pensar en otra cosa, o mirar a tu alrededor desafiándote a encontrar algo llamativo, intrigante, algo que te haga cambiar el enfoque de las emociones. Si estás allí en silencio mientras la otra persona hace sus cosas, imagínalo con bigotes, con un perico sobre su hombro, o trata de visualizar a esa persona en una situación graciosa. Verás que, sin hacer más que imaginar, habrás podido subir el ánimo y estarás mejor preparado para seguir enfrentando a su mal gesto.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Ideas para Levantar el Ánimo , te sugerimos que visites nuestra sección Calidad de Vida / Autoayuda.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social