Cómo hacer una Cinta de Siembra

Cómo Sembrar con una Cinta

Prepara tus materiales y aprende a hacer una cinta de siembra para que todos tus exteriores se vean de lujo, en cualquier momento del año. Puedes crear cintas para las variedades invernales o estivales, para flores, vegetales, y cualquier cultivo que quieras organizar. Es un método ingenioso, muy fácil de hacer, que te asegura bienestar para las semillas, nutrición, fertilización, y además, orden y espacio para cada una de tus plantas.

¿Qué es la cinta de siembra?

Se trata de una cinta de papel biodegradable que contiene las semillas de la variedad que quieras cultivar, ya sean flores, plantas verdes, arbustos, vegetales, frutas, etc. Puedes hacerla a la medida con la misma técnica, y también crearlas con anticipación para los distintos momentos del año.

La cinta de siembra es una tira de papel de dos capas, entre las cuales se ubican las semillas con el espacio de separación adecuado para cada variedad. Así, al momento de sembrar en lugar de hacer pozos individuales, cavarás una canaleta con la profundidad necesaria para cada especie y extenderás el papel, para que tus semillas estén nutridas, protegidas, y preparadas para dar los mejores resultados.

Cómo preparar una cinta de siembra. Técnica de siembra con una cinta de papel. Cinta de siembra para canteros y huertas

© Depositphotos.com/DLeonis

Imagen 1. Dependiendo de lo que coloques, las cintas de siembra te permitirán hacer líneas perfectas y cultivos productivos muy fácil.

Al estar creadas en papel biodegradable no provocarás impactos negativos en el suelo, y como las semillas están contenidas en papel no se moverán de lugar. Además, con esta técnica fácil también proveerás a tus futuras plantas con una fertilización de liberación prolongada, para que las nuevas especies crezcan fuertes y saludables.

Cómo hacer una cinta de siembra

Lo primero que necesitas es aprender sobre los requisitos básicos para cada especie a cultivar. Debes conocer las dimensiones de la semilla (para determinar el ancho y largo del papel), también el espacio recomendado que debes dejar entre una y otra semilla en consideración al desarrollo de la planta. Además, puedes conocer las técnicas y los detalles para facilitar la germinación de cada especie, por ejemplo:

- Las semillas con coberturas duras y gruesas necesitan ser remojadas en agua templada un día antes de colocarlas en la cinta, para que nazcan con más facilidad;

- Hay semillas que necesitan de una escarificación para germinar. Hazlo raspándolas en papel de lija un par de veces antes de colocarlas en el papel, en un mismo sentido.

- Otras semillas requieren de estratificación, es decir, alternar frío y calor previo a la germinación. Puedes lograrlo teniendo tus semillas en la nevera unas semanas, y al sol otro tanto antes de ponerlas en el papel.

Pasos para crear cintas de siembra

Ya que sepas estos detalles y prepares tus semillas, ponlas en la mesa de trabajo y ponte a trabajar siguiendo estos pasos fáciles para  hacer una cinta de siembra en casa:

1. Cubre la mesa de trabajo con papel encerado, una bolsa plástica extendida o con papel film de cocina, en toda la extensión que quieras dar a tu cinta.

2. Corta dos tiras de papel biodegradable del largo y ancho necesarios para los tamaños de tus semillas y tus preferencias, como el largo del cantero, la cantidad de semillas a poner, incluyendo el espacio de separación entre ellas, u otros. El papel puede ser una servilleta o el de cocina, por ejemplo, serán ideales por sus fibras livianas y también su disponibilidad.

3. En un cuenquito, mezcla agua (mejor si es de lluvia) con fertilizante líquido adecuado. Consulta la cantidad recomendada para calcular la proporción de agua y fertilizante y, si no las conoces, sólo agrega la dosis apta para una de esas especies ya adulta.

4. Pon una tira extendida en la mesa de trabajo, sobre el papel manteca o film.

5. Usando un gotero, humedece el papel con la solución de agua y fertilizante. Sólo unas gotas bastarán.

6. Acomoda las semillas en una misma orientación y dejando entre ellas la separación necesaria.

7. Acomoda la otra tira de papel por sobre las primeras, encerrando entre ambas las semillas.

8. Usando el gotero, vuelve a agregar unas gotas del agua con fertilizante, de modo que el papel se fusione con la capa inferior y se ‘adhiera’ a las semillas.

9. Si fuera necesario, presiona suavemente con el dedo humectado en la solución de agua, para verificar que los papeles contengan y protejan a las semillas.

10. Cubre con otro trozo de papel encerado o de papel film, o coloca un elemento plano por encima, para dar peso. Por ejemplo, pon una placa para horno y, por encima de ella, algunos libros para asegurar que los papeles se fijen entre sí. Deja toda la noche para permitir que el agua se evapore lo suficiente.

11. Al día siguiente, quita el elemento de peso y el papel encerado de arriba, y con cuidado ‘despega’ del papel de abajo. Deja que termine de secar completamente

Ahora puedes conservar unos días, semanas o hasta meses en un bote de cristal hermético o, mucho mejor aún, ya puedes cavar una canaleta a la profundidad sugerida para la especie, y simplemente extender la tira en ella.

Con esta fácil técnica podrás hacer cintas de siembra y estar completamente seguro de que tus semillas germinarán en variedades fuertes, saludables, y con el apropiado espacio de separación.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer una Cinta de Siembra, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social