Cómo hacer un jabón biodegradable de lana

Jabón artesanal biodegradable

Los jabones caseros son una manera ideal de economizar en los gastos del hogar, además de que puedes crearlos a tu gusto en cuanto a sus colores, fragancias y propiedades, dependiendo de las necesidades particulares de tu piel.

En esta nota veremos cómo hacer jabones biodegradables. Con ellos ayudarás a mantener tu entorno y tu planeta, aprovechando materiales económicos y fáciles de conseguir en un producto que, luego de despojado, ayudará a mejorar las tierras y aguas de tu ciudad.

Ingredientes para hacer un jabón biodegradable de lana

Este jabón es un gran exfoliante de la piel, y por su contenido de lanas naturales resulta en un producto anti hongos y anti bacterial. Para hacerlo, necesitas los siguientes ingredientes básicos del jabón ecológico:

- 3 litros de agua pura (desmineralizada, destilada, de lluvia, de manantial)
- 1/2 kg de sosa (soda cáustica) en escamas o en granos
- 3 litros de aceite de cocina usado

Puedes adaptar estas cantidades si prefieres hacer menos jabones.

Preparación del jabón biodegradable de lana

Disuelve la sosa en el agua pura fría, revolviendo bien para integrar y con mucho cuidado, atendiendo a las medidas de seguridad básicas. Deja reposar por 24 horas, y pasado este tiempo, incorpora el aceite usado a temperatura de ambiente. Mezcla bien y vierte en moldes adecuados, para dejar secar hasta sentir la superficie dura y firme.

Desmolda y deja secar por un mes más, hasta finalizar el proceso de secado. Puedes conocer más de esta receta en nuestro artículo cómo hacer un jabón de sosa.

Ya secas las pastillas de jabón, envuélvelas en lana natural orgánica, que puedes adquirir en sederías y en tiendas especializadas. Sólo ten la precaución de que sea una lana natural orgánica y no una sintética, pues podría causar alergias y molestias durante el uso.

Recubre el jabón firmemente, incluso puedes calentarlo un poco para permitir una mejor adherencia con la lana. Si lo prefieres, teje una pequeña funda con ella para colocar allí dentro tu jabón, y aprovechar conforme vaya siendo usado.

Con la lana orgánica en torno a la pastilla de jabón biodegradable limpiarás tu cuerpo de un modo natural, creando una exfoliación saludable y dejando la piel tersa y suave. Su uso también libera los poros y quita las células muertas, permitiendo la regeneración celular y dejando la piel en óptimas condiciones para aprovechar cremas y productos de cosmética.

Una vez terminado el jabón, puedes recuperar la lana para colocarla en una nueva pastilla, lavándola y secándola entre una y otra. Una solución natural, saludable y respetuosa con el entorno, ideal para manos inquietas que están en busca de nuevos proyectos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un jabón biodegradable de lana, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?
15 valoraciones.
El 87% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social