Cómo hacer un Esqueje

Cómo hacer Esquejes de Plantas y árboles

Aprender a hacer un esqueje es una forma magistral de multiplicar frutales, árboles y plantas. Además, es una técnica mucho más simple de la que supones, y una vez que la hagas, ya no podrás dejar de reproducir las especies de tu jardín, para convidar a tus amigos y familiares, o para llevarte contigo cuando te mudes a otro sitio.

Cuando hablamos de hacer un esqueje, nos referimos a la multiplicación de una especie vegetal a partir de la extracción de un tramo de yema (una “ramita”) capaz de prolongar el desarrollo de la variedad, incluyendo floración y enraizamiento. Es decir, que la técnica toma un trocito de una planta ya existente, y lo convierte en una nueva en cuestión de poco tiempo.

Pasos para extraer esquejes de una planta. Cómo hacer esquejes leñosos, semileñosos o de raiz. Tips para cortar y plantar esquejes

© Depositphotos.com/igorgolovniov

Imagen 1. Siempre respeta la polaridad del esqueje, para favorecer el desarrollo de la nueva planta.

Tipos de esquejes

Hay tres metodologías para hacer un esqueje, estaca o estaquilla, según la especie a multiplicar. Podrás optar entre esquejes leñosos (de madera dura), semileñosos (de madera suave) o de raíz.

Cómo hacer un esqueje leñoso

El esqueje leñoso es el adecuado para las variedades de hojas caducas y perennes, aunque debe realizarse cuando la especie ha perdido sus hojas en los primeros, o bien en otoño e invierno en los segundos.

Usando tijeras bien afiladas, se debe cortar una ramita que tenga al menos un año de edad en adelante, de entre 20 y 40 centímetros de largo. El corte debe hacerse justo por debajo de un nudo o yema (el engrosamiento de la rama), y el corte final, en el extremo externo del esqueje, a unos 2 centímetros del último nudo o yema, en ambos casos en cortes rectos o apenas sesgados. Si fuera necesario (como en el caso de los perennes) debe quitarse las hojas ubicadas más cerca de las yemas, o de la mitad del esqueje y hacia su base.

Una vez cortados los esquejes deben ser colocados en tierra, sea en suelo o en tiesto, poniéndose mantillo por sobre la tierra, o cubiertas con plástico en climas fríos. Justo antes de “plantar”, unta el extremo inferior (el que, al cortar, estaba más cerca de la planta o árbol originario) con un polvo o líquido de enraizamiento, para favorecer su desarrollo. Para hacer un esqueje con éxito, es fundamental respetar la polaridad de las ramas: la parte inferior debe ser la que va en tierra, sin excepción.

Cómo hacer esquejes semileñosos

Si lo que buscas es multiplicar árboles de maderas blandas o arbustos, lo que debes hacer es un esqueje semileñoso. Esta técnica se realiza mejor a mediados de la primavera o inicios del verano, para que el clima sea cálido o templado.

Para hacer un esqueje semileñoso debes elegir ramitas de unos 15 o 20 centímetros de largo, que tengan 2 a 3 nudos. El corte también se hace por debajo del primero, se quitan las hojas inferiores del tallo (dejando dos o tres pares en el extremo externo),  y se impregna la base o el corte inferior con líquido o polvo de hormonas de enraizamiento.

Coloca los esquejes en tiestos o bandejas con mantillo o tierra para cultivos, y mantén húmedo hasta que notes que se ha asido a la tierra y ha brotado. Asegúrate de colocar en suelo el corte inferior, enterrando dos tercios (la parte sin hojas) para mayor éxito.

Harás esquejes semileñosos con éxito manteniendo los nuevos brotes lejos del sol directo, pero en un sitio cálido, con tierra apenas húmeda o lo que requiera la variedad.

Cómo hacer esquejes de raíz

Para hacer esquejes de raíz, adecuados para frutales y otras variedades, el mejor momento es entre el otoño y la primavera. Como su nombre lo indica, debes seleccionar trozos de raíz, maduros y bien desarrollados, del grosor de un lápiz aproximadamente.

Corta la parte obtenida en tramos más pequeños, de unos 5 centímetros de largo, y haciendo cortes en ángulo en el origen, y rectos en el extremo. Coloca los esquejes en el sustrato verticalmente, respetando la polaridad de la especie (el corte originario para abajo) y mantén un clima estable y humedad mínima hasta que notes desarrollo o brotación.

Sólo debes informarte sobre la especie que quieres reproducir, para conocer más sobre sus requisitos de multiplicación, agua, tierra y otros. Con estas tres técnicas fáciles para hacer un esqueje podrás multiplicar todo tipo de especies de tu jardín.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un Esqueje, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?
12 valoraciones.
El 92% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social