Cómo hacer Sopaipillas

2 Recetas para hacer Sopaipillas

Si hay una delicia que nos recuerda a las tardes frías y lluviosas, esta seguramente es la indicada. Aquí te enseñamos a hacer sopaipillas, también conocidas como tortas fritas, para que puedas darte ese merecido gusto que nos recuerda a la cocina de las abuelas. Necesitarás pocos ingredientes, y hasta puedes personalizarlas a tu gusto. ¡No hay límites para disfrutar, con estas sabrosas masas fritas!

Origen de las sopaipillas

Muchas recetas nos dicen cómo hacer sopaipillas, pero poco se sabe sobre su verdadero origen. La mayoría de las corrientes indican  su origen en el vocablo árabe “sopaipa”, que literalmente se traduce como “masa frita”. Con el arribo de los árabes a España, esta receta fue expandiéndose de cocina en cocina, tanto que arribo a América con los conquistadores y principalmente con los inmigrantes europeos.

Origen de las sopaipillas. Ingredientes para hacer sopaipillas dulces. Cómo cocinar sopaipillas de zapallo. receta de sopaipillas de zapallo

© Depositphotos.com/ildi_papp

Imagen 1. Las sopaipillas chilenas tradicionales se elaboran con zapallo, y son deliciosas con mostaza y aguacate.

Su mayor despliegue se vio en el sur del continente, en Argentina y en Chile, especialmente en la región cuyana y andina. Otra corriente nos cuenta que el término “sopaipilla” proviene de un vocablo araucano que se refiere al “sopaipilán”, un ave de la región precolombina. En ambos países siguen siendo parte de la gastronomía tradicional, respetándose la metodología de preparación y de cocción. Sin embargo, en la zona chilena las tradicionales son saladas, elaboradas en base de zapallo y acompañadas con condimentos, mientras que en Argentina suelen ser dulces y se espolvorean con azúcar.

Cómo hacer sopaipillas dulces

Una receta fácil para hacer sopaipillas dulces requiere de:

  • 250 gramos de harina común
  • 250 gramos de harina leudante
  • 8 cucharadas de grasa vacuna o porcina (según la receta tradicional, pero puedes usar mantequilla si no consigues grasa)
  • 200 cc de agua
  • Sal al gusto (normalmente entre una y dos cucharadas)
  • Grasa fundida o aceite para freír

Primero, disuelve la sal en el agua, la cantidad suficiente para que el líquido quede salado pero no demasiado, y que no haya cristales sin disolver. Une ambas harinas en un bol grande, y haz un hueco al centro. Agrega allí la grasa fundida, integra apenas, y luego ve incorporando el agua, sólo lo suficiente para hacer una masa suave y pareja que no se pegue a las manos.

Toma porciones de la masa (a tu gusto, normalmente bolitas del tamaño aproximado de una pelota de golf), y estíralas con las manos para hacer un disco plano, de no más de 1 centímetro de espesor. Con los dedos o con un cuchillo, haz uno o dos hoyos al centro, para lograr una cocción pareja. Conforme las vayas haciendo, calienta el aceite o la grasa y fríe allí las sopaipillas, de ambos lados, hasta dorar. Retira hacia papel absorbente y espolvorea con azúcar.

Cómo hacer sopaipillas saladas

Para hacer una versión fácil de las sopaipillas de zapallo, necesitarás:

  • 1 y 1/2 Kg de harina común
  • 50 gramos de levadura de cerveza fresca (o 1 sobre de 15 gr. de levadura seca)
  • 200 gramos de mantequilla vegetal (o grasa)
  • 1/2 Kg de zapallo cocido
  • 1 cucharada de sal, o al gusto
  • Aceite vegetal para freír

Lava, pela y cocina en agua con sal el zapallo, durante 30 a 45 minutos aproximadamente, hasta que se ablande bien. Filtra y pisa en puré, y deja enfriar. Luego, mézclalo en un bol grande o en la encimera con la harina y la mantequilla fundida (o la grasa fundida), la levadura y sal al gusto. Agrega agua si la masa lo necesita, para formar un bollo suave, parejo y que no se pegue a las manos. Ya lista, cubre y deja leudar por una hora, aproximadamente.

Para hacer las sopaipillas repite el paso de la versión dulce: toma porciones del tamaño de una pelota de ping pong, estírala, hazles un hoyo al centro y pincha varias veces con un tenedor (para que no se infle en burbujas durante la cocción). Fríe en suficiente aceite caliente, preferentemente en una olla o paila de cobre.

Esta alternativa de sopaipillas saladas puede acompañarse con condimentos, salsas de vegetales (la de aguacate le va muy bien), o como están, tibias o frías.

Ahora ya puedes sumar a tu recetario estas dos recetas de sopaipillas caseras, ¡fácil y con todo el sabor!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Sopaipillas, te sugerimos que visites nuestra sección Panificados - Repostería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social