Cómo hacer Salsas con Vinos

¿Qué hacer con los restos de vino?

Toda buena celebración en familia y con amigos seguramente estará acompañada de buenos vinos. Tintos, blancos, rosados, con y sin espuma son las bebidas que acompañan nuestros encuentros, e incluso es el presente elegido para agradecer al anfitrión la invitación recibida.

Por eso, a menudo sucede que quedan restos de vinos luego de la velada. Aunque en el mercado existen tapones de cierre al vacío para botellas de vino, que permiten consumir el resto de la bebida al día siguiente, lo más habitual es que el restante de líquido que queda es una ínfima cantidad, apenas suficiente para una o dos copas, como mucho. Por ello, aquí te contamos algunos buenos trucos para aprovecharlo.

Cómo conservar el vino sobrante

El vino, en contacto con el aire, sufre un proceso de oxidación que altera sus propiedades de mala manera. Por ello, debes evitar dejar el vino sobrante en la botella, aunque la tapes, queda aire remanente que alterará el sabor y las propiedades de la bebida.

Una buena manera de conservar los restos sobrantes de vino es verterlo en cubeteras o en moldes para hielo, y llevarlo al congelador. Una vez solidificado, conservalo en bolsas o contenedores de cierre hermético. Así, tendrás restos de vino bien conservados que podrás aprovechar en la preparación de salsas y platillos deliciosos cuando los necesites.

Salsa de vino tinto

Las salsas y reducciones de vino son una delicia para acompañar carnes, vegetales y hasta pastas. Para preparar una salsa de vino, prueba con esta receta:

En una olla pequeña y gruesa, coloca piel rallada de naranjas (o cest de naranjas), y agrega por encima una mezcla (preparada aparte) de vino tinto, azúcar, una cucharadita de canela en polvo y clavos de olor (no más de 4 por botella de vino, a modo de ejemplo). Lleva a hervor a fuego medio o lento, y deja que el líquido se evapore y la salsa se condense. Luego, filtra y acompaña tus carnes ya cocidas, o deja enfriar y mantén en el congelador para cuando desees aprovecharla.

Salsa de vino blanco

Mezcla el resto de vino blanco con azúcar rubio o blanco y una chaucha de vainilla. Coloca en una olla pequeña y lleva a un hervor suave hasta reducir. Deja entibiar, filtra, y acompaña deliciosos postres, carnes de cerdo o pollo agridulce. También puedes conservar en el congelador por hasta un año, en un recipiente bien cerrado.

Reducciones de vino para salsas

Para hacer salsas más tradicionales, simplemente deja reducir los vinos sobrantes, colocándolos en una olla pequeña de fondo grueso y dejando hervir por un buen rato, hasta que haya perdido al menos la mitad de su volumen. Puedes condimentar con pimienta, azúcar, especias o pieles de cítricos, de acuerdo al resultado esperado. Una simple reducción de vinos tintos más bien dulces puede ser un acompañante ideal para helados y postres, mientras que una reducción simple de vinos de carácter y sabores más agresivos puede ser ideal para acompañar carnes rojas y blancas por igual.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Salsas con Vinos sobrantes, te sugerimos que visites nuestra sección Salsas – Cremas - Sopas.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 80% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social