Cómo hacer salsa ranchera

La salsa ranchera no es apta para cualquier estómago. Si eres de los que disfrutan de las salsas bien picantes, esta receta es para ti.

100% de votos positivos

Receta de salsa ranchera

Carnes, tacos, pollo, hamburguesas y platillos latinoamericanos por igual se ven excelentemente acompañados por esta delicia picante que es la salsa ranchera. Aprende a prepararla rápido y fácil.

Para preparar esta delicia necesitarás:

- 1 cebolla grande picada pequeña
- 2 dientes de ajo grandes bien picados
- 1 chile jalapeño picante (o cualquier ají picante que tengas)
- 1/2 cucharadita de chile en polvo (o un chile picado)
- Tomates pelados y sin semillas (frescos o enlatados, siempre que estén maduros)
- 2 cucharadas de orégano
- 1 cucharada de perejil fresco bien picado (o cilantro)
- 1 cucharada de sal
- 1 cucharadita de pimienta negra recién molida
- 1/2 taza de aceite neutro de cocina
- Ralladura de la piel de un limón

Cómo preparar salsa ranchera

Utiliza una cacerola o sartén de fondo grueso, de preferencia antiadherente, donde verterás el aceite para que se vaya calentando (o usa mantequilla si prefieres una salsa más sabrosa y con más calorías). Una vez caliente, agrega la cebolla picada y el chile jalapeño picado o cortado en rodajas finas. Saltea hasta que notes que las cebollas han quedado transparentes. En ese momento, agrega los tomates cortados en cubitos o triturados, con mucho cuidado, pues el aceite saltará al recibir este líquido. De inmediato, agrega la sal, el orégano, el chile en polvo y la pimienta, y remueve bien con una cuchara de madera.

El tomate comenzará a soltar sus líquidos, haciendo una salsa más liviana. Removiendo regularmente, deja que este líquido comience a hervir, y mantén el calor por unos 12 a 15 minutos más. Pasado ese tiempo, sin retirar del fuego, agrega los ajos picados y continúa hasta que se cocinen bien.
Luego, agrega el cilantro fresco picado y apaga el calor, para que la hierba no se ponga mustia. Corrige de sal si fuera necesario, y agrega la ralladura de limón para dar un toque fresco.

Sirve caliente sobre las carnes o el platillo elegido, o bien coloca en una salsera previamente calentada con agua para preservar el calor de esta salsa ranchera con todo el sabor latinoamericano.

"La salsa ranchera acompaña muy bien carnes, tacos, pollo, hamburguesas y todo tipo de platillos latinoamericanos."