Como hacer para podar los rosales según su tipo

La razón básica de la poda de los rosales en invierno es eliminar todas las ramas viejas y secas, y así impulsar su desarrollo cuando llegue la primavera y la próxima floración.

Para podar sin dañar los rosales, debemos utilizar una tijera de podar bien afilada y limpia. Además, debemos limpiarla nuevamente al pasar de un rosal a otro. Para limpiar y desinfectarla correctamente entre rosal y rosal, debemos utilizar un algodón embebido con alcohol o con una mezcla de agua y lavandina (1 litro de agua por 100 cc de lavandina).

Lo ideal es contar con dos tipos de tijera, una con mango corto y otra con mango largo. La tijera de mango largo es necesaria en el caso de tener que cortar los troncos más gruesos que se encuentran en la base de las plantas.

Las podas deben ser moderadas, si realizamos una poda muy grande atentaremos contra el futuro desarrollo y la salud de la planta.

Hay una gran variedad de rosales y no todos se pueden podar de la misma manera, cada cual acepta una forma diferente y única de ser podada.

Los siguientes son los ejemplares más comunes en los jardines de las casas. Presta atención a su correcta forma de podarlos, para poder disfrutar de toda belleza, color y perfume.

Rosas híbridas de té y grandifloras.

En este tipo de rosas deberemos dejar 3 o 4 ramas, las más nuevas, y 5 o 6 yemas. El corte se debe realizar de manera limpia a unos 20 cm del injerto, y siempre a bisel.

Floribundas

En este ejemplar, habrá que dejar 6 o 7 yemas y cortar a la altura de la última.

Shurb

Solo eliminaremos aquellas ramas secas y viejas. Dejaremos que las más jóvenes se desarrollen naturalmente.

Miniatura

Para no lastimarlas, deberemos podarlas con tijeras chicas. Estas rosas suelen alcanzar una altura de alrededor de un metro. Es necesario podarlas a la mitad de su altura y eliminar todas las ramas secas.

Trepadoras

A las rosas trepadoras no se recomienda podarlas durante sus dos primeros años de plantadas, ya que durante ese tiempo necesitara de toda su energía para poder desarrollar sus ramas. Transcurrido este tiempo, la podaremos todos los años, dándole forma y guiando el rosal hacia donde deseamos que crezca.

Si no sabes a que ejemplar pertenece tu rosa, te recomendamos te acerques al vivero de confianza y preguntes al vendedor.

Si deseas leer más artículos similares a Como hacer para podar los rosales según su tipo, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?
58 valoraciones.
El 97% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social