Cómo hacer marquesa perfumada con whisky

La marquesa perfumada con whisky es una torta fría muy popular en Venezuela.

Cómo hacer marquesa perfumada con whisky

Cómo hacer marquesa perfumada con whisky

¿Qué es la marquesa?

Para los venezolanos, la palabra "marquesa" no es nueva en la cocina. Se trata de una de las tortas más queridas por niños y grandes. La de chocolate es delirio de muchos, y en esta oportunidad veremos cómo preparar una marquesa de chocolate aromatizada con whisky, a la cual le puedes añadir el glaseado de tu preferencia.

Ingredientes de la marquesa perfumada con whisky

  • 250 grs. de chocolate en barra
  • 100 grs. de azúcar
  • 150 grs. de mantequilla
  • 6 cucharadas de whisky
  • 6 huevos
  • 25 plantillas (vainillas)

Preparación de marquesa perfumada con whisky

  • Un día antes de realizar la preparación de la marquesa, corta en trozos las barras de chocolate y añade el whisky. Una vez macerado, coloca a fuego suave en baño María, moviendo constantemente hasta que esté bien lisa.
  • Añade el azúcar y bate enérgicamente, hasta que esté fundida. Por último, retira del fuego y deja reposar la crema.
  • Una vez tibia, añade las yemas de huevo previamente batidas, y agrega la mantequilla bien cremosa, mezclando todo muy bien. Bate las claras a punto de nieve y mezcla con la preparación anterior.
  • Coloca la mezcla en un recipiente de vidrio engrasado con mantequilla y deja refrigerar toda la noche.
  • Al día siguiente, toma las plantillas y remoja en whisky. Colócalas en el fondo de una fuente y añade la mezcla refrigerada por encima. Baña con un glaseado si lo prefieres, y vuelve a refrigerar para servir al cabo de unas horas.
Cómo hacer marquesa perfumada con whisky
Cómo hacer marquesa perfumada con whisky

© Depositphotos.com/Jayjaynaenae

"A esta marquesa de chocolate aromatizada con whisky le puedes añadir el glaseado de tu preferencia."

Preparación de marquesa perfumada con whisky

  • Un día antes de realizar la preparación de la marquesa, corta en trozos las barras de chocolate y añade el whisky. Una vez macerado, coloca a fuego suave en baño María, moviendo constantemente hasta que esté bien lisa.
  • Añade el azúcar y bate enérgicamente, hasta que esté fundida. Por último, retira del fuego y deja reposar la crema.
  • Una vez tibia, añade las yemas de huevo previamente batidas, y agrega la mantequilla bien cremosa, mezclando todo muy bien. Bate las claras a punto de nieve y mezcla con la preparación anterior.
  • Coloca la mezcla en un recipiente de vidrio engrasado con mantequilla y deja refrigerar toda la noche.
  • Al día siguiente, toma las plantillas y remoja en whisky. Colócalas en el fondo de una fuente y añade la mezcla refrigerada por encima. Baña con un glaseado si lo prefieres, y vuelve a refrigerar para servir al cabo de unas horas.