Cómo hacer jabones de cereales

Jabones de cereales caseros

Hacer tus propios jabones caseros es una manera ideal de economizar en los gastos del hogar y de lograr un ingreso extra, en un microemprendimiento comercial que puedes realizar en casa, con pocos gastos y con grandes satisfacciones. Pero también es una mejor manera de cuidar nuestro cuerpo, obteniendo productos naturales a nuestro gusto y sólo con beneficios agregados.

Beneficios de los cereales para la piel

Los cereales como la avena, el trigo, la cebada y el arroz, aportan numerosos beneficios para nuestra piel. Nos permiten controlar secreciones y grasitudes, realizar exfoliaciones naturales, y evitan el depósito de conservantes agresivos con los que suelen fabricarse los productos comerciales.

Los jabones con cereales nos ayudan a eliminar las impurezas, a hidratar la piel y a neutralizar los radicales libres, gracias a su alto contenido de aminoácidos y vitaminas. La piel queda saludable, nutrida e hidratada de una manera natural, sin contraindicaciones ni efectos secundarios, y sin los enormes gastos de productos cosméticos de renombre.

Por su poder astringente, la avena es ideal para eliminar las grasas e impurezas de la piel, además de ser suavizante, descongestionante y evitar el prurito. El trigo nutre la piel delicada, posee alta cantidad de ácidos grasos insaturados y vitamina E, antioxidante neutralizador de radicales libres. El arroz es ideal para las pieles grasas, pues es astringente, cicatrizante y antiinflamatorio; también aclara la piel y la hidrata. Por su parte, la cebada ayuda a combatir el envejecimiento prematuro al poseer altos contenidos de enzimas, minerales y proteínas.

Receta base para hacer jabones de cereales

Ralla y disuelve una barra de jabón neutro, y agrega un puñado del cereal elegido junto con los complementos que prefieras para integrar y emulsionar. Coloca en moldes limpios y esterilizados con alcohol, y deja secar por cinco días. Luego, quita del molde y  deja secar por otros tres a cuatro días, y disfruta finalmente de tu jabón de cereales personalizado. Si necesitas más información sobre los añadidos y el proceso de elaboración, lee nuestro artículo "como hacer jabones caseros."

Jabones para cada uso

  • Para las pieles sensibles, nada como el jabón de avena molida y tostada, flores secas de manzanilla, aceite esencial de aguacate y aceite de vitamina E. Agrega estos componentes en la mezcla de base.
  • Para las pieles maltratadas, el mejor jabón es el de cebada molida y aceite de bebé. Añade a la receta base y complementa con unas gotas de aceite esencial de almendras dulces.
  • Para las pieles que requieran de suave exfoliación, lo mejor es el de avena y ralladura de piel de limón. Agrega leche de avena para alivianar la mezcla y obtener un jabón más uniforme, y unas gotas de aceite esencial de limón para dar un aroma incomparable.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer jabones de cereales, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?
27 valoraciones.
El 89% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social