Cómo hacer Glaseados

Recetas para hacer Glaseados

Para presentar mejor tus galletas o reposterías, ten en cuenta estas recetas para hacer glaseados. Podrás usarlos en pasteles, cupcakes, donas, y hasta platillos salados. Toma nota de estas buenas ideas fáciles de preparar, ¡y de aplicar!

Glaseados fáciles de preparar

De por sí, el glasé real es muy simple. Sólo necesitas revolver a velocidad clara de huevo (pero con la mano, no con la batidora eléctrica) hasta que se torne blanca pero aún no haya comenzado a aumentar su volumen, tan solo rompiendo la liga. Incorpora azúcar glas en lluvia a través de un tamiz, mientras revuelves para integrar, al igual que unas gotas de jugo de limón para darle mejor textura y sabor. Este glasé real puede colorearse con colorantes vegetales de uso gastronómico.

Por otro lado, para simplificar aún más todo, prueba batir apenas las claras para romper la liga, agrega unas gotas de jugo de limón, y reemplaza el azúcar en polvo por gelatinas de colores. Puedes batir apenas las claras, dividirlas en cazos pequeños, y agregar gelatinas de distintos sabores (y colores) de a cucharaditas, hasta que notes una textura pastosa y poco fluida. Agrega un poco más de gelatina si necesitas, hasta lograr la consistencia, y deja reposar unos minutos. ¡Color y sabor, todo en uno!

Preparación de distintos glaseados. Cómo preparar un glaseado simple. Cómo preparar glaseados para tus reposterias

© Depositphotos.com/bhofack2

Imagen 1. Puedes hacer gaseados mezclando técnicas y creando diferentes texturas: granas, figuras de azúcar, galletas, frutas frescas o lo que quieras.

¿No tienes tiempo y necesitas glasear un pastel simple? ¡No hay problema! Sólo mezcla azúcar blanco, melaza y jugo de limón, recién exprimido, sólo lo suficiente para lograr un fluido delicioso que dará la textura del azúcar, el color de la melaza, y el toque ácido del limón. Aplica este glaseado fácil sobre bizcochuelos de limón, chocolate, vainilla, o del sabor que quieras, ya que su combinación entre sabores lo hacen muy versátil.

Si prefieres hacer este glaseado sin darle el color, sólo evita usar la melaza y mezcla azúcar y limón, y si no te gusta el sabor de la melaza pero quieres darle una tonalidad, mezcla azúcar moreno y limón, o azúcar blanco, limón y una gota de colorante vegetal.

Glaseados originales y algo diferentes

Para darle un toque colorido a tus galletas de azúcar, sólo mezcla azúcar blanco y colorantes vegetales o caseros, para crear una nieve muy simple y entretenida. Haz esta mezcla apenas adaptada para crear encajes de azúcar, brillantinas comestibles, o también figuras.

Otra idea es añadir granas de colores. Sólo bate una clara de huevo pequeña (media, si puedes separarla) y una cucharadita de agua tibia hasta que esté espumoso. Agrega una pizca de sal, extractos y colorantes al gusto, y por último 2 tazas de azúcar glas pasándola a través del tamiz, para evitar grumos. Pon en una manga de repostería con una boquilla muy pequeña, y dibuja sobre la encimera o una placa para dejar secar un día a temperatura ambiente. Lograrás muy fácil las líneas de tus granas, pequeñas estrellas, letras, ¡lo que quieras!

¿Y quieres una última idea para tus galletas, magdalenas o pasteles? Haz glaseados con malvaviscos. Simplemente coloca uno en vertical, bien centrado, y lleva al horno por unos 5 minutos: se fundirá, cubrirá la superficie y, al enfriar, ¡hará un gaseado delicioso!. Usa malvaviscos de distintos tamaños para las diferentes delicias, y dale un toque especial dorándolo con una antorcha para merengues.

¿Cómo aplicar los glaseados?

Muy simple: no intentes ser perfecto. Practica, ten paciencia, y sigue estos consejos:

- Aunque en la TV hayas visto que lo esparcen fácilmente con una cuchara, tú usa siempre una manga de repostería con una boquilla muy pequeña, una bolsa con cierre a presión (a la que cortes una esquina), una jeringuilla sin aguja, o una jeringuilla galletera, para tener mejor control de tus trazos.
- Haz primero los contornos y luego los rellenos, evitando así que el glaseado se desborde.
- Divide tus diseños en “planos”, creando primero las bases y luego los detalles por encima, en lugar de intentar hacerlos todos al mismo tiempo.
- ¿Quieres hacer glaseados bicolor o veteados? No pierdas la cordura: une dos mangas (o dos bolsas ziplok) usando la misma rosca y boquilla y, al presionar, lograrás una pasta de dos tonos, bien uniforme y sin problemas.

Con estos tips y consejos podrás hacer glaseados sabrosos, originales y coloridos, ¡ponlos en práctica hoy mismo!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Glaseados, te sugerimos que visites nuestra sección Panificados - Repostería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social